¡Gracias por su apoyo!

martes, 3 de mayo de 2011

PARTE 2: Fic Robsten Especial Premier WFE en New York - Beso Robsten

Sorry por la demora chicas... esta segunda parte me salio mas larguito...espero les guste... y bueno abajo les explico todo, ok?
Por siacaso...este shot sera dividido en Kris
One Shot - Fic Robsten:
PARTE 2

"Just One Kiss of You”
(Outtake Premier - After Party WFE)

~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~




~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~

About marriage: “I think it’s cool, it’s really nice...
 I mean, if you are in the right place, It could be the right thing for you...”
- Kristen Stewart


KRIS - POV
(New York, 17 abril)
No quería engañar a nadie, mucho menos a mí misma, pero los nervios que sentía similares a un tornado o a un río caudaloso brotando en mi interior eran descomunales...
En el teatro, bajo el regazo de Rob, estuve muy tranquila, feliz, plenamente orgullosa de él... La película fue hermosa, aunque me perdí muchas partes por culpa de las sensaciones de amor y ternura que me prodigaban las inquietas manos y seductores labios de Rob, fui capaz de distinguir que ésta sería, hasta el momento, la mejor película de su carrera. El orgullo se desprendía por los poros de mi piel, y desbordaba por mis ojos y mi voz.
No obstante, en esos precisos instantes que escuché la voz tersa de Rob susurrarme al oído si estaba lista o no, para enfrentarnos al desafío número uno que nos habíamos propuesto hacer al finalizar las filmaciones oficiales de la Saga, un tumulto de nervios me recorrió el cuerpo… No era porque NO lo quería hacer, sino, porque era la primera vez que lo haríamos frente al público y periodistas, sin ser afectados por nada.
No dudé ni un segundo de mi convicción ni mi promesa… éste era su día especial, y yo estaba más que feliz de complacerlo… Las ataduras y restricciones que habían sopesado en nuestras decisiones, y nuestra conciencia, se habían esfumado, ya no eran capaces de afligirnos ni irritarnos… éramos libres, por fin.
— Sí, estoy lista. — le respondí, haciéndole saber lo contenta que estaba al salir del teatro como su novia, su futura esposa.
Deseaba hacerlo, necesitaba hacerlo.
Rob me dio un besito en la frente antes de dirigirnos a la salida.
Cógete fuerte.
Le contesté con una sonrisa tímida, suave, tratando de reflejarle cada sentimiento que cruzaba y llenaba mi corazón. Me sujetó la mano con más fuerza de la que era necesaria, llenándome de confianza, él me conocía tan bien, y sabía que estaba nerviosa, pero con sentir su calor y su afecto hacia mí, hizo que todo cambie, y me sienta segura, como lo soy siempre a su lado.
— No sabes lo feliz que estoy al hacer esto… por fin… Kristen. — susurró.
... Y yo lo sabía muy bien...

Conforme avanzábamos hacia la puerta de salida del teatro, mi silueta se iba dibujando en el vidrio de ellas de manera difusa, y mi rostro adquiría una pose impávida por la costumbre. Doce pasos o seis, no lo sé, pero ya estábamos cruzando el pórtico rodeados de su seguridad, Nick, Steph y unas cuantas personas más.
Al momento que estuvimos a la vista de las chicas que nos esperaban afuera, los gritos no demoraron en llegar, no los entendía bien, no entendía nada, ni siquiera fui capaz de percatarme de que zona provenían, muchas imágenes se volvieron distorsionadas en segundos, los nervios me embargaron totalmente y me dieron de lleno en mi estómago ya ansioso por las miles de mariposas que lo revoloteaban.
Mierda. No pensé que sería así.
Apoyé mi cuerpo aún más en el de Rob tratando de mantener un bajo perfil con mi cabeza gacha. Su mano izquierda la apreté con tal fuerza que creo que le dolió. Un segundo después, todo fue calmándose, apresuramos el paso, y las mariposas ya no me incomodaban… mi rostro permanecía sereno, ocultando cualquier reacción; pero en cambio, mi ser fue invadido de golpe por una sensación de felicidad al ver que lo llevaba de la mano, -como cualquier chica enamorada que apoya a su novio, como debió ser desde hace años.-

En todo el trayecto, que no habrá durado más de medio minuto, Rob me decía ciertas cosas, no estaba cien por ciento consciente de mis sentidos, pero supuse que eran palabras de ánimo. De pronto y faltando pocos metros para llegar a la camioneta negra, último refugio por el momento, un señor mayor apoyado en la pared -o una columna, no estoy segura-, le tendió la mano educadamente y lo felicitó por su éxito, Rob que venía contento y satisfecho de tenerme bajo su poder, y, mostrándole a él y a todos que yo era su novia, se la estrechó con firmeza y orgullo logrando detener el tiempo unos segundos… Con la poca timidez que me iba quedando, le sonreí sutilmente al hombre en agradecimiento al tanto que con la mano que no llevaba mis zapatos le hice un nimio gesto...
En ese preciso instante, me sentí su primera dama.
Fueron tan sólo milésimas de segundos lo que duró el desprenderme de su agarre, pero tuve la necesidad de sujetarme de cualquier parte de su cuerpo de inmediato para sentir su calor varonil y seguro; él subió primero, y luego lo hice yo arrimándome a su regazo dando paso a Steph a mi costado.
Rob sonría feliz dentro del coche, su sonrisa era inigualable, imborrable de mi mente, y esa emoción que lo llenaba, apretujaba mi corazón de amor… yo lo hacía feliz, el momento de estar los dos juntos sin ocultarnos lo hacía feliz… y eso era más que suficiente para contagiarme poco a poco de su éxtasis.










— ¿Cómo te sientes, mi amor? — musitó en mi oído un ratito después.
Demoré en contestar, aún mi cuerpo trataba de controlar los latidos rápidos de mi corazón.
— No te voy a mentir… — tragué en seco. — Aún sigo nerviosa. Es la primera vez… — dije filtrando mi cabello entre mis dedos. Pasó un brazo sobre mi espalda y me atrajo hacia él al tanto que la camioneta transitaba las primeras calles. — Es un poquito raro…
— Lo sé Kristen, yo también me siento así. — alcé la cabeza y lo miré a los ojos. — Pero ¿sabes? Es algo nuevo que siempre quise hacer... — sonreí. Cogió mi mano y la llevó a su pecho para que sienta los latidos alterados de su corazón. Estábamos iguales. Suspiré.
— Ehhh... ¿Te has arrepentido de esto? — agregó de inmediato poniéndose tenso.
— No… ¡Dios! Nunca, Rob… Es sólo que no estaba acostumbrada a esto… todos lo vieron…
— Sí. Ahora lo saben todos. — afirmó atrayéndome más a su pecho, hasta quedar su boca a la altura de mi oreja. Presentí que Steph notó lo que iba a hacer, sonrió sutilmente y nos dio ‘nuestro’ espacio dirigiendo su mirada a las calles de Manhattan. — Ahora saben que eres mía…
Un leve escalofrío recorrió mi cuerpo y me mordí el labio fuertemente.
Mierda. Amo cuando me habla de esa manera… tan sexy y posesiva…




Dirigí mis labios a los suyos, y los presioné con suavidad y calidez. Fue un besito rápido, corto, pero que lo necesitaba desde que atravesé esa puerta. Era la forma de compartir todo el remolino de sensaciones y nuevas experiencias que acabábamos de pasar.
— Te amo. — susurré y me besó nuevamente. No era necesario que me responda con palabras, sólo me bastaba mirarlo un instante para ver reflejado mis sentimientos en sus esmeraldas.
Llevó a su boca mi mano entrelazada con la suya, y le dio un suave beso... Él no borraba la sonrisa de su rostro, y yo me sentía bien, segura, sin arrepentirme de nada, le estaba demostrando al mundo entero que yo era su novia, y que lo apoyaba de manera incondicional...
Le sonreí de nuevo, y me apoyé en su pecho... Lo amo demasiado.
Primera prueba superada.
Ahora nos quedaba la salida del local a la medianoche. Seguro que ahí habrán paparazzis en cantidad, porque después de lo que habíamos hecho hace minutos, no demorarían en anoticiarse, pero no nos importaba, hoy él festejaba algo importante, y yo era su novia… Sólo hacíamos lo correcto, lo que nos hacía feliz.
.
Cuando ya me estaba acostumbrando a la sensación y me sentía muy cómoda apoyada levemente en el pecho de Rob, la voz gruesa del conductor resonó en la realidad. Habíamos llegado al restaurante “Le Cirque” en 10 minutos.
Las calles de la ‘Sexta Avenida’ habían pasado rapidísimo, mezclando los colores rojos, azules y verdes de las luces de los Lounge, Restaurantes y demás locales así como Hoteles y semáforos que ocupaban las esquinas.

El auto se ubicó en la entrada del restaurante después de cruzar una barrera sólida de aluminio y de realizar un pequeño recorrido curvo. Estábamos frente a un edificio muy interesante en forma de herradura con un arco cerrado. Era una construcción impresionantemente alta, cuyas paredes eran de vidrio de piso a techo. Bajamos tranquilamente, casi relajados, y si no me equivoco éramos de los primeros en llegar. El plan había salido casi perfecto.
— Por aquí Señores.  — nos llamó la voz de un joven guiándonos al interior.
Íbamos tomados de la mano con una naturalidad única; cruzamos las puertas de vidrio transparentes,  atravesamos el Hall –que tenía un aspecto muy cálido y persuasivo gracias al juego de luces y adornos, así como los estantes de botellas de vino al lado derecho-, y proseguimos por un vestíbulo grande -previo saludos de algunos asistentes-, hasta llegar al Salón Principal, donde se realizaría la fiesta.
— Babe, ¿Todo bien? — me susurró reteniéndome un momento antes de entrar al salón.
— Si. — dije bajo la mirada atenta de los presentes. — Pero Rob, no me sueltes. — ladeó su sonrisa y puedo jurar que susurró la palabra ‘nunca’.

A penas traspasamos las puertas dobles, el ambiente cambió. La cobertura virtual del techo pretendía ser como la carpa de un circo, logrando que el local se vea más alto, más imponente. En una esquina, un impresionante cubo de vidrio -con una mixtura de vidrios pavonados, transparentes y de color- almacenaba, sin exagerar, más de quinientas botellas de vino. Era estupendo. Conforme subíamos al mezanine, la decoración minimalista conjugaba de acorde con las luces abstractas e indirectas, y las pocas personas que se encontraban alrededor sosteniendo una copa, miraban con admiración la estatua dorada de un elefante.
No podían haber buscado mejor local para el After Party, que éste.
— Esperamos que todo sea de su agrado, señores. Este es el área VIP con vista al Bar. — nos informó uno de los mozos señalando el balcón de vidrio. Era muy elegante. — Estaré a su disposición en toda esta zona.
— Muchas gracias. — contestó Steph, y nosotros la secundamos. El joven se volteó para dirigirse a otros invitados.
— Robert, hace unos instantes, Dean me ha informado que Tom y Sam salieron cinco minutos después que ustedes, no demorarán en llegar.
— Genial, y ¿Mis papás? — preguntó mi novio trasladando las manos a su corbata, quería deshacérsela.
— Se demoraron en el interior del Teatro. No te preocupes, que Nick está con ellos. Si sucede algo, te estoy avisando.
— Ok. Gracias Steph. — le sonreí en una mueca, y me dispuse a arreglar la corbata de mi novio después de dejar mis zapatos en el suelo. La ajusté un poquito, arreglé la solapa de su camisa cuando de pronto, sentí sus manos inquietas dirigiéndose a mi cadera.
Rob no perdía el tiempo.
— ¿Saben? Les recomiendo que aprovechen el tiempo. En unos minutos más, esto empezará a llenarse. A no ser que ahora quieran ser un par de exhibicionistas. —
Reímos, y ella nos devolvió el gesto con una sonrisa maternal, y una cara de “¡Ayyy estos chicos, salen con cada cosa hoy!” Desde siempre Steph se ha comportado así, son tantos años juntos, que la relación profesional que mantenía con Rob se había transformado rápidamente en una relación más fraternal.
Sobre todo me gusta, cuando no le cumple los caprichos a Rob.
— Oh si… creo que yo lo haría. — dijo mi novio riéndose. Steph rodó los ojos y se fue.
… Rob y sus cosas, como si no le hubiera bastado lo de Brasil.
 Si claro… creo que sueñas demasiado, Hon. — le respondí alzando las cejas con ironía.
— Tú dijiste que hoy era mi día. — me aseguró prendiendo un cigarrillo. — Así que… se dice lo que yo quiero.
— Quizá cambie de opinión… — solté y el movió su cabeza de lado sonriendo. Amaba sus locuras, sus bromas, sus ideas, su personalidad… amaba todo de él… en una frase: estoy calada hasta los huesos por él.
— No lo creo. — aseguró.
Cerró los ojos y humedeció sus labios antes de posar el cigarrillo en ellos. Se veía hermoso y sexy bajo el juego de luces cálidas, su piel adquirió una mixtura deliciosa. Me mordí los labios, y surgieron en mí unas ganas fuertes de arrancharle la camisa y darle su premio con anticipación.
¡Demonios! Y aún nos quedan tres horas más aquí.
— Las promesas se cumplen Stewart y completas. — Se acercó peligrosamente hacia mí, con una mirada tentadora y yo retrocedí juguetonamente porque sabía lo que él quería en ese momento… un beso. Lo atraje con mi brazo llevándolo hacia los sillones marfil en forma de ‘L’ que había en una esquina y así tener mayor intimidad. De reojo vi a un grupo de chicas mirarnos con atención.
Suspiré.
Estábamos soltándonos poco a poco, y por más que yo deseaba besarlo como se debe, no quería exhibirme demasiado… todavía.
Poco a poco.
.

La música tenía un tono bajo acorde con la elegancia y decoración del lugar. Las copas de Champagne fueron desfilando en toda la zona, y nosotros estábamos tan sumergidos en nuestra burbuja que no nos dimos cuenta que los invitados se habían duplicado en minutos… El rincón que habíamos escogido era tranquilo, íntimo, nos daba libertad, y ayudaba muchísimo a desconectarnos del resto... En esos instantes, sólo era capaz de centrarme en mi novio, en lo perfecto y sexy que se veía con ese terno… en la suave tentación que era su aliento en mi oído y el brillo peculiar en sus ojos mostrándome las ansias que tenía por estar a solas conmigo, eran las mismas que las mías, con un alto grado de intensidad frente a las pocas horas que nos quedaba juntos…
Si el tiempo se detuviera a nuestro antojo, lo haría por siempre duradero junto a él…
Ni sé si había pasado mucho o poco desde que nos habíamos puesto cómodos, pero entre la multitud, se abrieron paso Tom, Sam, Lizzy, y Victoria con una copa entre sus manos y un gesto cómplice.
— No pierden tiempo, ¿no? — nos preguntaron mis cuñaditas casi al unísono. Nosotros sólo nos reímos… ellas ya nos conocían.
— Si no lo supiera yo… — apuntó Tom. — ¡Consíganse un cuarto!
— Cállate, Longshanks, (*) ¡eso fue asqueroso! — le respondió Vic metiéndole un codazo a Tom en las costillas, que casi hace que derrame el licor.  Se lo merecía. Bien hecho.
— Aunch eso dolió. — no le hicimos caso y rodamos los ojos. — ¿Quién te crees, Katy McLean? (*)
La aludida bufó y tomó asiento en uno de los taburetes naranjas que se encontraban alrededor de la mesita de caoba oscura. Fruncí el ceño confundida... No había entendido nada...
— Vida, Katy McLean es la capitana del equipo de Rugby de Inglaterra... — me explicó y abrí los ojos.
— Oh, entiendo... — apreté la mandíbula tratando de soltar un risa, pero no pude, era inevitable hacerlo con las ocurrencias de Tom.
— Me las pagarás. —
Nos la pasamos discutiendo, riendo, y conversando un buen rato sobre la película, sobre todo de las escenas que más nos gustó… Muchas veces me quedaba muda, porque no recordaba que existiesen algunas de las escenas que Victoria me describía… Volteaba a mirar a Rob confundida, y él sonreía descaradamente, como un niño malcriado orgulloso de su travesura. Él sabía muy bien que era su culpa… la culpa de sus labios en los míos.
Tendría que sugerirle verla en DVD, o mejor aún, si se me dan los tiempos, la podríamos ver en Londres o Sídney… aunque conociéndolo, y conociéndome, haríamos de todo, menos ver la película… Una sonrisa se dibujó en mis labios anhelando por la antelación de lo que sería nuestra noche. Aprovecharíamos cada minuto de las siete horas que nos quedaba para estar juntos. Mañana temprano yo partía a Vancouver.
— ¿Pero que hacían durante la película? — preguntó Lizzy reprimiendo una risita y cruzándose de brazos. — Fue una excelente escena.
Me encogí de hombros apenada.
Rob merecía un pequeño castigo.
— ¿Cómo no te vas a acordar de eso Kristen? ¡Reese casi se come entero a tu novio! — agregó el gato Stu. Lo miré como queriéndolo mandar a la mierda, y se tranquilizó. Rob se removió en su sitio, y puedo jurar que se ocultaba tras la acción de tomar un poco más de champagne.
Descarado. Esa escena no la pude ver completa porque él aprovechó la oscuridad para besarme y hacerme olvidar mis celos por la rubia y sus manos en el cuerpo de mi hombre. Fue muy vivo.
— ¿Sabes que Tom? — le dije mordaz apagando la colilla en el cenicero. él ya sabía que estaba a punto de joderlo. — Te quedaría perfecto unirte a... un… c...
No terminé de hablar.
Unas figuras conocidas se asomaron a nuestra zona, y el mundo perfecto construido hasta ese momento con mis amigos, mis cuñadas y mi Rob se vio completo cuando Richard y Clare, guiados por Nick y Steph claro, llegaron a nuestro encuentro. Seguían con la misma sensación de orgullo y admiración hacia su hijo.
Nos paramos y los saludamos, Rob les ofreció tomar asiento en los muebles blancos, largando a Tom al banco. Reí por lo bajo cuando bufó. Ahora comprendo aún más el porqué Jella ha adquirido manías impropias y 'raras', todo por culpa de su nanny Tom.
¡Que ni se le ocurra acercarse a Bear!
— Hola mi amor, discúlpanos por llegar tarde, pero en el teatro nos entretuvo el Sr. Lawrence. — le dijo Clare dulcemente, al tanto que tomaba asiento y Richard se desabotonoba el saco. —
— Oh... No te preocupes, mamá. —
— Fue muy amable al saludarnos y felicitarnos por tener un hijo como tú. — agregó Richard orgulloso, y mi novio sonrió apenado.
— Exagera. — susurró Rob en voz muy baja cerca a mi oido de una manera casi imperceptible para el resto. Lo miré fijamente y reconocí en su rostro las mismas muecas de pena que hace cuando alguien lo felicita.
Atiné a entrelazar mi mano con la de él y me devolvió la mirada. Con la otra acaricié levemente su mejilla, y le sonreí con dulzura. Se veía adorable. Como un niño...
Me dieron unas ganas de besarlo inmensas...
Era nuestra primera fiesta como pareja oficial. La anterior que asistimos juntos fue la de ‘Eclipse’, en la cual tratamos de fingir y controlarnos la mayor parte del tiempo; pero esta vez, era todo distinto, se sentía tan bien, tan correcto cogerlo de la mano…
Era una muestra de apoyo, cariño mutuo, reciprocidad, amor y pertenencia... Yo le pertenecía, y él a mí... El mundo entero se estaba enterando de esto... Y no me importaba... Eramos felices así.
— Es cierto, hijo. Cada palabra que nos dijo sobre tí nos hacía emocionarnos, tu madre casi llora. — Claire le dio un codazo. Tosió. — Estamos muy orgullosos de tu trabajo, de tí y de cómo estas llevando tu vida, Robert. No podemos pedir más. — pasó su mirada de Rob hacia mí, y sentí un nudo en la garganta. Le sonreímos.
Después de servirse una copa de Champagne del azafate, Richard se acomodó en su sitio pasando un brazo por atrás de la espalda de mi futura suegra, ella le devolvió la atención con una mirada tierna... Y yo me mantuve absorta unos instantes.
Se veían perfectos. Desde que los conocí, me percaté del amor que sentía el uno por el otro. Y eso desde un principio fue el incentivo para mí, el reflejo modelo para Rob, y el ideal a alcanzar por nosotros. Un amor de juventud que se convirtió en un amor duradero y profundo…
Lo mismo que pasaba con nosotros… con la única excepción que Clare tenía 19 cuando lo conoció, y yo tenía 17... Y a pesar de la edad y el tiempo... ambas sabíamos lo que era ser conquistada por un Pattinson... Y para eso... No había edad... Ni intención de resistirse...
Es lo correcto, lo justo... Es amor.









~-~-~-~-~-~-~-~-~-~-~






ROB – POV
No podía sentirme más feliz.
La noche se volvió muy especial entre risas, murmullos, insinuaciones, bromas y cigarrillos, con un sabor dulce y perfecto al tener a Kristen a mi lado sin restricciones, pero siempre tratando de no ser muy obvios, aunque según lo que decían mis amigos, eso no funcionaba para nosotros.


La cena estuvo muy interesante, de acorde con la música, decoración y nombre del restaurante. Predominaba la comida francesa -su especialidad- y postres muy variados, que jamás los había escuchado. Kristen probó una ‘Ensalada con vinagretta’ y un ‘Croque Monsieur’, mientras que yo me serví un ‘Trío de Luxe’ como plato fuerte…

y déjenme decirles que me encantó la combinación del salmón ahumado y el caviar. Pero claro, ni punto de comparación con la comida que me hace mi Kris… la de ella es muy especial.
Poco después, Reese se acercó a nuestra mesa y se despidió de mis papás y de nosotros deseándonos lo mejor, y nosotros le devolvimos la intención deseándole una ‘nueva luna de miel’ -al menos por una semana más- y prometí encontrarme con ella en Europa para la Gira Promocional, puesto que mañana ni pasado la vería porque haríamos las entrevistas en diferentes tiempos.
— Diviertánse chicos. Espero poder verte muy pronto en Europa, Kristen. — le guiñó el ojo.
— Oh... Yo también, muchas gracias. — le contestó amablemente. — y nuevamente, felicitaciones. — Reese se despidió con la mano y se fue.
Y yo pensaba igual...
Quería tener junto a mí a Kris en cada viaje que haría al promocionar mi película... Sería genial sentir su apoyo y comprensión en cada Premier, en cada conferencia, en cada entrevista... Cuando finalice la noche, saber que ella estará conmigo en mi cama, amándonos y cuando amanezca, saber que despertaré a su lado con las energias suficientes para batallar un día más...
Sería mi mundo perfecto... Ojala podamos obtener un solución rápida y hacer realidad nuestro deseo… al menos por unos días.
.
Nos despedimos de un par de personas más, Tom y Sam andaban desaparecidos un buen rato, y mis hermanas andaban en lo suyo. Mi vida se excusó con la intención de ir al baño, y yo a la mesa del Buffette para coger un par de copas de Vino para un nuevo brindis… si tenia suerte, podia aprovechar un poco la oscuridad para robarle un besito a la salida del tocador.
Lo digo, soy un genio.
Me hice el desentendido un rato, pero... mi amor no regresaba… pasaron cinco, diez, doce, trece minutos… y ¡nada! Bueno… quizá el baño estaba ocupado y había cola… esperé quince, dieciocho, veintidós minutos… y ¡ni señales! Mi mamá sugirió que vaya a buscarla antes que taladre el piso… y eso hice, porque mi interior estaba lleno de inquietud…
… Diambulé por ahí y la encontré en el balcón con la 'traidora'…
— Kristen... — bramé y una sonrisa maliciosa se plasmó en mi rostro al verla de espaldas, mostrando parte de su piel desnuda y su derrière bien delineado. Exquisita. Ella se desligó de la conversación que mantenía con mi hermana y volteó a verme.
— Dime Hon...
— Otra vez... — refunfuñó Victoria. — ¿No ves que estamos conversando? — Dijo. — Eres tan maleducado, Robby.
— Oh... Fíjate que no lo sabía... — le respondí sin hacerle caso. Mi hermana me había robado un buen rato a mi novia, y yo estaba desesperado. — Vamos, Kristen. — la tomé de la cintura con firmeza.
— Acuérdate de lo que te dije. — le dijo Vic. 
— No lo olvidaré. — le respondió mi amor mientras mi hermana alzaba su pulgar derecho y tomaba un sorbo más de vino.
— ¿Se puede saber que cosas traman? ¡Me molesta ver que soy el único que no sabe nada! Mi mamá te dijo algo también hoy.
— Exageras, Honey… Son sólo cosas de chicas… Si fuera algo más importante, te lo diría. Sabes que siempre te cuento todo.
— Mmmm… Vale… pero… ¿me das un besito? — le dije como quien no quiere la cosa, para ver si caía, pero nada… tenía que llevármela de inmediato a un lugar oscuro para robarle otro beso.
Una escapadita más, no le hace daño a nadie…
— Luego del postre. — sugirió.
— Del tuyo será, porque el mío lo tengo frente a mis ojos, sólo que quiere resistirse. — se mordió los labios riendo y yo aproveché la tenue iluminación para atrapar su rostro entre mis manos y darle un beso rápido. El tercero de la fiesta… Apuesto que nadie se enteró.
— ¡Hiciste trampa! — apuntó y me encogí de hombros.
— Hoy hago lo que quiera. — aseguré riendo. Con su pequeña mano, formó un puño y lo dirigió a mi hombro. Sabía que a ella le gustaba… sólo que nos faltaba costumbre, pero… sería poco a poco.
Estaba feliz… ella estaba feliz… y nada podría cambiar eso…
Cuando regresábamos a nuestro sitio, fui detenido por un grupo de profesionales, entre ellos algunos guionistas y productores de Fox, charlamos un poco sobre la película, y futuros proyectos… Kris trataba de mantener un perfil bajo, dándome protagonismo, pero lo que más me encantó fue el brillo de admiración en sus ojitos verdes que notaba en cada frase de felicitación hacia mí… era genial…
Al poco rato, nos disculpamos educadamente, y fuimos a refugiarnos a nuestro rincón. La hora se nos pasó volando bajo murmullos, agarraditas de mano, de espalda, Cannellonis de Chocolate, trufas, una copita de vino, y susurros… y pronto, ya nos vimos anunciados por Steph para abandonar el local. Mañana yo tenía entrevistas tempranísimo, y Kris viajaba a Canadá. Y bueno… no puedo negar que estaba con unas ganas de llevármela al Hotel y tenerla sólo para mí… me fascinó cada momento que pasé con ella en la fiesta, pero necesitaba estar con ella a solas, y demostrarle lo feliz que me hizo hoy.
Nuevamente la burbuja se rompió, y debíamos enfrentarnos de nuevo a la realidad. Una realidad mucho mejor a la que pretendíamos realizar hasta hace unos días.
Era la hora.
— Chicos, los periodistas están esperándolos en la salida, no hay demasiados como otras veces, pero los hay… — hizo una pausa. — No se preocupen, hay seguridad extra y el auto está ya estacionado en toda la puerta.
— Ok. Gracias Steph… — volteé a ver a mi novia, y la noté de nuevo nerviosa. — ¿Lista mi amor?
—… — suspiró. Dejó de morderse los labios y respondió. — Sí, aún nerviosa… pero lista.
— Volveremos a ser rápidos. — asintió al tanto que apretaba mi mano extendida y la hacia suya.
Salimos del área VIP, e hicimos el mismo recorrido de nuestra entrada, me sentía un poco inquieto (no tanto como a la salida del teatro) y nervioso bajo algunas miradas de incredulidad y suspicacia pero la felicidad que me embargaba al transitar por el pasillo estando cogido de la mano de mi novia, mi futura esposa, la futura madre de mis hijas castañas y mis hijos ojiverdes… llenaban de dicha mi corazón.

Kristen ya no estaba nerviosa como la primera vez, pero seguía tímida... Era algo nuevo para nosotros, y yo la entendía a la perfección...
Nunca habíamos faltado a nuestras convicciones, nunca íbamos a vender ni ganar nada con nuestra relación, simplemente, al hacer esto, dejaba en claro que teníamos el poder de vivir como dos personas normales, dos personas que se aman y se apoyan incondicionalmente... Y lo mejor, era que podíamos hacerlo por fin sin perjuicio ni disimulo...
Ella era mia, es mia.
— Hasta luego Sr. Pattinson. Fue un gusto tenerlo en “Le Cirque”. Esperemos regrese muy pronto por aquí junto a su novia. — me extendió la mano el Administrador del restaurante, antes de cruzar el Hall, al parecer, nos había estado esperando. Me quede mudo un segundo, luego reí un poquito.
— Lo haremos. Gracias a Ustedes. — dije con dificultad correspondiéndole el saludo y aguantando con todas mis fuerzas el no reírme como un loco ni saltar en un pie al escuchar al resto de personas llamar a Kristen “mi novia”…
— Rob… — me jaló el brazo y contuvo mi ataque de alegría.
Kristen sonreía tímidamente… ¿Les dije que se ve hermosa así?... a mí me encanta cuando se ve tan indefensa, me dan ganas de abrazarla por siempre… Suspiré. También sé que poco a poco se irá soltando frente a las exposiciones… ya nos acostumbraremos, para eso tenemos todo el tiempo del mundo.
— ¿Listos? — volvió a preguntar Steph. Y asentimos. — Bien. Ubícate en la entrada Dean, estamos en cinco. — dijo por el celular.
Caminamos lo que restaba el trayecto a la salida. La adrenalina del momento corría por mis venas, las ganas porque me vieran de la mano con ella aumentaron el doble o al triple de lo que fue en el teatro, y el poder de satisfacción al escuchar al Administrador llamarla ‘mi novia’ era tan grande que aún no borraba de mi rostro la sonrisa… por más que quería reprimirme, no podía… mis sentimientos traicioneros colisionaban en mi cuerpo enviando descargas de alegría a mi cara.
Salimos rapidísimo. Los flashes de las cámaras de los paparazzis eran cegadores y no demoraron en llegar a penas nos vieron salir de la mano, aventuré el paso -casi corriendo- para no hacérselo muy largo a Kristen… ella aún estaba apenada con la cabeza gacha y apretándome la mano fuertísimo.
Creo que Dean nos abrió la puerta y la sostuvo para que subamos al auto, tomé asiento, la llamé y mi amor se arrimó a mi costado sosteniendo sus zapatos y distrayendo su vista en ellos… pero no aguantó mucho, la vi taparse la cara con su cabello y agacharse un poquito… para mí era adorable, una reacción única, tan de ella… me dieron ganas de darle un beso.
Muy buena idea… Sería el remate perfecto.
   
  Oh Baby… tranquila… — le dije sin dejar de sonreír de oreja a oreja. Me sentía eufórico. — Es como hace rato.
— Si, lo sé… pero… mierda… no pensé… — me respondió bajo la cortina que formaba su cabello. Miré al frente y a los costados. No dejaba de reírme… la adrenalina había superado su dosis.
— No le hagas caso babe… — agregué y ella seguía ocultándose… — Sabes, quiero arrancharte ese vestido y desnudarte
— ¿Qué? — volteó y no le di tiempo para nada, sólo me reí porque por fin pude llamar su atención… duró un segundo o dos, pero lo que hice me nació como un impulso, un arrebato de euforia… me acerqué y le robé un besito… ella se sorprendió y se alejó mucho más apenada que al comienzo...
Se veía más que adorable.

  — Oh... Dios... Rob... — dijo agachándose de nuevo...
Yo seguí riéndome, totalmente descarado... Ya estaba hecho... Más claro no podía estar... Todo había quedado registrado en sus cámaras.
Ella me dijo que era mi día y que podía hacer lo que quería... Bueno, yo quería darle un beso frente a todos... Asi de simple y sencillo... Total, ella era mi novia, y nada ni nadie me prohibía hacerlo... Todo era diferente ahora.
La amo…
Segundos después, Steph y Dean subieron al carro, y éste empezó a andar rumbo al hotel. Kristen se irguió en su sitio tirando su cabeza hacia atrás, y pasando una y otra vez la mano por sus cabellos…
— Oh Dios…  — suspiró.
Steph la miró un rato, y luego dirigió su mirada hacia mí de una manera expectante…
— ¿Qué hiciste? ¿Qué pasó? — me interrogó señalando a Kris.
— Nada… sólo le di un beso. — respondí calmadamente. Steph arqueó una ceja y rodó los ojos moviendo la cabeza de lado. Mi confesión fue tal, que hasta Dean, en su asiento de copiloto, volteó a mirarme disimuladamente y totalmente sorprendido.
Sonreí, yo seguía descarado.
Sentí un golpecito suave en mi hombro, y supe de inmediato que era el puño de mi Kris... Sus ojitos hermosos se iluminaron al verme, pero su ceño fruncido me decía que tenía una acusación por venir... Y debo admitirlo, esto no estaba en la agenda… ni en los mas remotos sueños de Kris estaba trazado este plan, pero la situacion lo ameritaba... Yo estaba inmensamente feliz por y con ella apoyandome ¿Podría alguien culparme por eso? No... Claro que no.
Era natural, era nuestro derecho.
— Ven aquí, mi amor. — la jalé hacia mí pasando mi brazo por su espalda, ella no se resistió y se apoyó en mi pecho abrazándome, como buscando cobija. Le besé la cabeza, y sonreí feliz sintiendo su calor. Los latidos de mi corazón estaban acelerados y ella los escuchaba…
— Fuiste muy rápido... — 
— Lo sé. Quería besarte. — levantó su barbilla y volvio a fijar su mirada en mí. — ¿Arrepentida? — los latidos aumentaron su velocidad.
— No. Sólo que no lo esperaba... — volvió a suspirar y empezó a sonreir. — Es algo raro… nuevo… — hizo una pausa. — Me las vas a pagar Pattinson.
Volví a reirme, mientras ella fruncía el ceño y sonreía. No faltaban palabras para expresar lo que sentíamos… ¿alguien me creeria que estoy loco al sentirme tan feliz y vivo al haber hecho esto?
No... Creo que no… Ni yo me la creo.
.
.
Llegamos al hotel en veinte minutos o menos... no queria desprenderme de los brazos de Kristen por el momento, pero era necesario... la cogí de la cintura, y la guié hasta nuestra habitación. En el camino nos despedimos de mi manager, y cuando por fin cerré la puerta del cuarto, pude respirar más tranquilo… la tenía sólo para mí… lo que había deseado desde hace muchas horas.
Prendí la luz de la habitación, y ni bien dio unos cuantos pasos, la sostuve fuertemente por la cintura y empecé a besarle el cuello, sus hombros, su espalda… no hubo sitio desnudo que no haya besado en esos momentos… su piel era tan suave y cremosa, que podría reposar por siempre en ella.
Kristen tiró su cabeza para atrás, jadeando de la impresión de tener apresando sus caderas con las mías, la parte baja de su espalda le daba de lleno a mi pelvis, intensificando el contacto. Se giró de inmediato y atacó mis labios mientras sus pequeñas manos me despojaban de mi saco, y aflojaban mi corbata… se separó un instante de mí y nos vimos a los ojos… como amo esos ojos verdes tan expresivos y dulces… con una sola mirada puedo saber todo lo que ella desea de mí…
Lentamente, tortuosamente, desabotonó mi camisa mirándome lascivamente; cuando vio descubierto mi pecho, empezó a descender por él regando cálidos besos. Yo no espere a más, e hice lo que quise hacer desde que la vi con este vestido: desnudarla, saborearla, tocarla.
La adrenalina aún recorría mi cuerpo, y dejaba pequeños estragos en todas partes. Nos besamos de una manera sensual, apasionada pero con un dejo de matiz y deseo, el deseo que habíamos tenido el uno por el otro toda la noche, el deseo y amor que compartíamos desde hace mucho tiempo... y el deseo y necesidad de fundir nuestros cuerpos en uno solo. 
— No debería besarte Pattinson. — me dijo con voz entrecortada.
— ¿Me querías castigar?
— ¿Y todavía lo preguntas?... — arrugó su nariz. — Lo que hiciste me tomó de sorpresa… pero... no podria vivir tranquila tres días lejos de ti, si no te tengo a mi lado esta noche. — me confesó acariciando mi barbilla.
— Yo tampoco… — Acerqué mi cabeza a su cuello, y con mi lengua delineé la línea de su mandíbula, hasta llegar a su oído para succionarlo suavemente, sonreí al notar como su respiración se aceleraba. — Nunca podré.
Me sonrió, y fue lo que marcó la pauta para que mis manos viajen por su cuerpo y su cadera acercándola a mi cada vez más...era imposible aguantar las ganas de demostrarle lo dichoso y feliz que me sentía hoy... 
No aguanté más... Había sido un buen chico al tratar de contener mis ansias por ella desde que la vi salir del tocador con este vestido en la tarde. Era una preciosidad ver como se le pegaba como una segunda piel... Pero también era un martirio ver imposibilitados mis intentos por sacárselo, Kristen sonrió pícaramente y me enseñó el truco especial que tenía… guiando mis manos por el pequeño cierre de éste para bajarlo con prisa, cuando al final logré mi cometido, se lo saqué y lo tiré por algún lugar de la habitación. Mis pantalones corrieron la misma suerte... Estaba ansioso.
Amo cuando usa vestido, porque de un solo movimiento, puedo hacerlo volar o hacerlo trizas antes de ver su cuerpo perfecto frente a mí... Me acerqué a besarla con desesperación, como si el mundo acabara mañana...
La yema de mis dedos subieron suavemente hacia su sostén sin tiras, y lo desabroché con una mano, la pieza de encaje cayó al suelo de inmediato dejándola totalmente desnuda... mis ojos no podían desprenderse de su belleza ni de su encanto, volví a besarla con furia, y mientras mis dedos peñiscaban, jalaban y apretaban sus pezones, Kristen jadeaba en mi boca correspondiéndome el  beso.


Con mi mano derecha, fui bajando hasta su feminidad, y la sentí caliente tras la trusa diminuta que llevaba puesto incentivando más mis ganas por poseerla... sin dejar de besarnos caminamos hasta la cama, la senté en el borde y la eché con cuidado. Me puse de rodillas y empecé a deleitar mi lengua y mis labios con su piel, regué besos por sus tobillos, sus muslos, su rodilla, mordí el hueso de su cadera, lamí su ombligo, y poco a poco, con ayuda de ella, le fui bajando la tanga con mis dientes, hasta que por fin pude ver el brillo de su excitación, su olor me inundó y como un preso sin agua, me sumergí en ella y bebí con total libertad... sabía asombroso, como siempre... abrí más sus pliegues e introduje mi lengua en ellos... Kristen gimió como respuesta, arqueándose para mí, y apretando las sábanas con fuerza, no me detuve ningún instante, estaba sediento, hambriento por ella…
— Rob....ya por favor... — sollozó.

— No... No quiero... déjame disfrutarte, mi amor. — le dije con suavidad al tanto que pasé a lamer y morder su pequeño botoncito de nervios.
— ¡Oh por Dios! — jadeó moviendo sus caderas contra mi boca excitándome. Mis dedos se introdujeron en ella, lo sentí tan familiar, tan caliente... tan ella... subí mi boca hasta sus pezones, y los succioné y mordí a mi antojo... No la vería en muchos días, y deseaba dejar mi huella en su piel.

Poco a poco sus paredes se fueron contrayendo alrededor de mis dedos al tanto que susurraba mi nombre de una manera tan hermosa dejandose llevar por el placer de éstos... se tensó y sacudió aún más y su sabor se impregnó en mis labios… No miento, ella sabía exquisitamente delicioso... y lo mejor... era mía.
Con su respiración agitada, y sus mejillas aún teñidas de rojo, volví a atacar sus labios, mientras ella descendía de la gloria… Abrió sus ojos apoyándose en sus codos, se mordió el labio y me lanzó una mirada oscura llena de lujuria, luego y para sorpresa mía, me empujó y me tumbó en la alfombra posicionándose a horcadas sobre mí y empezó a besarme con intensidad y sensualidad.


— Oh honey, no debiste haber hecho eso... Hoy, todo se trataba de tí...


— Y lo hice... tú eres mi todo.
Sonrió complacida... Tomando la delantera, y sin mayor preámbulo, bajó mis boxers juguetonamente y me liberó, para luego recorrerlo en toda su longitud con su manos de abajo hacia arriba. Yo ya no podía más... Cada masaje, cada caricia, cada mirada suya era una tortura placentera que me estaba llevando al borde de la locura... Necesitaba sentirla...
La posicioné encima de mí y me deslicé suavemente en ella, sintiendo el calor y la humedad con la que me recibía; No pudimos evitar gemir audiblemente ante tal sensación… ante la pequeña perfección que era unirnos en uno solo…
Se adueñó de mi cuello, lamiéndolo y mordisqueándolo, siguió su recorrido por mi mandíbula, hasta encontrar mis labios, y unirnos en un beso dulcemente furioso. Moví sus caderas en forma de círculos para intensificar las sensaciones, un hormigueo se distendió por toda mi columna vertebral y la sentí tensarse y maldecir por lo bajo… Kristen tiró su cabeza para atrás dándome total libertad para erguirme un poco y apoderarme de sus pezones que me llamaban con urgencia…
— Rob… — susurró
— Mmmm… — le respondí sin dejar de succionar su pezón derecho.
La fricción era deliciosa, las gotas perladas de sudor recorrían y calmaban cada centímetro de su piel y mi piel ardiente, haciendo que aferre mis manos a su trasero empujándola contra mí, logrando acelerar sus movimientos y los míos.

— Te… amo…
No bastó decir más, nuestras miradas se encontraron y fueron el detonante para que una corriente arrolladora invada nuestros cuerpos… su interior empezó a palpitar y a envolverme como un guante, nuestras respiraciones se enredaban en el aire, y su nariz se juntaba con la mía entremezclando su aliento en mi piel mientras un maravilloso orgasmo nos llenaba de placer… como me encantaba escucharla, verla y sentirla tan mía cada vez que le hacia el amor.


— Y yo… a… ti más… — le susurré, Kris  me besó largamente disfrutando nuestro extasis.
Salí de ella, y ya la extrañaba... besé sus mejillas repiténdole que la amaba, un segundo después nos acomodamos sobre la alfombra quedando de costado y mirandonos fijamente. Una leve brisa golpeó nuestra desnudez y atiné a agarrar la colcha roja que estaba encima de la cama para cubrirnos... Kristen me observaba detenidamente, como queriendo alargar el momento; con su dedo acarició mi nariz, mi mandibula y mi cuello, atrapé su mano con la mía y la besé…

— Gracias… no sabes lo feliz que me has hecho hoy…
— Tu también me has hecho feliz, Rob.
— … — sonreí. — Si… pero lo de hoy día se va a quedar impregnado aquí por siempre. — guié su mano a mi corazón. — Y discúlpame si te incomodé, pero...
— Shhhh… no digas más, mi amor… no tengo que disculparte nada…
Se acercó y me besó largamente, dirigi mis manos a su cadera y la peguè nuevamente a mí...a pesar del cansancio y de las pocas horas que dormimos el dia anterior... nuestros cuerpos reaccionaron de inmediato, deseando con todas sus fuerzas fundirse nuevamente... Sonrei contra su boca recordando cada minuto que pase con ella juntos..en el teatro, en el carro, en la fiesta, en la alfombra... y nuestra primera demostracion publica como novios...
Habia sido de largo, una experiencia genial, correcta, asombrosa, que habia compartido con ella, la mujer que mas amo en la vida....
 
.


Me desperté gracias al despertador de mi celular. Si no lo hubiera programa desde el día anterior, a esta hora seguiría abrazado a Kristen. Eran las 6 de la mañana. Lo apagué de inmediato para que no interrumpa el sueño de mi esposita... Giré a verla y dormia como un angel abrazada a la almohada. Tomé una ducha un poco larga, y me vestí con unos jeans y una camisa color acero.
Cuando sali del baño me encontré con la mejor imagen que pueda desear ver por las mañanas... Una que voy a extrañar como un loco cada segundo de estos dias...
Buenos dias, mi amor.  pronuncio suavemente.
La miré y mi corazon dio un pequeño saltito.
Mi novia me miraba con dulzura, y picardia. Estaba hermosa al natural, sin ningun maquillaje, solo adornaba su rostro algunos mechones de su cabello chocolate enmarañado...
Estás hermosa.
Sonrio arrugando su nariz y haciendo una mueca. De inmediato trato de arreglarse el cabello, pero la detuve.... Verla sentada en la cama con mi polera y su pelo revoloteado es lo mas sexy que pueda existir en el mundo. Y ella, aun no me cree del todo cuando se lo digo.
Quiza deba demostrarselo.... No me importaria llegar tarde.
Unos ladridos hicieron que pierda contacto visual y desvie mi mirada a un costado de la cama.
— Oh Bear...
— Llamé a John para que lo traiga… de paso pedí el desayuno… — me señaló el plato con muffins.
— Gracias mi amor. — me acerqué a darle un besito de buenos días. — Buenos días.
— Te ves muy guapo… — dijo mientras tomaba de la mesita de noche un vaso con jugo de naranja.
— No mas que tu, ¿verdad Bear? — acaricie las orejitas del cachorrito que ya se habia acercado al borde de la cama para que lo salude, se puso contento, y luego se dirigio a los brazos de Kristen moviendo la colita. Si, el tambien sabía que mi Kris es perfecta.
— ¿La vas a cuidar mientras no estoy? — ladró varias veces como respuesta. — ¿No dejaras que nadie se le acerque en Vancouver? — volvió a ladrar, y para mi eso fue un si. — Ok.
... Genial... Ahora tengo otro complice casi 'guardian' para mi novia.
— jajaja... ¡Ya Rob! Lo estas volviendo sobreprotector. Y nosotros somos los que debemos cuidarlo.
Resoplé. Me encogí de hombros.
— Ya no me quiero ir. — solté sabiendo que me quedaba menos de una hora para presentarme en el 'TodayShow'...
— Tienes que hacerlo, Rob. —
— Pero ya no te veré... — confesé. — No quiero que te vayas.
— Ven aqui... — se paro de la cama, dejando a Bear en el suelo, y se me acercó. ¿Les dije que era hermosa en Boxers? Mi corazon dio otro saltito... Siempre me sucede cuando la veo y me encanta.— Si por mi fuera, me quedaría aquí, esperandote... pero no puedo... pero quiero que sepas que cada minuto que estaremos separados, pensaré en tí.


 — ¿Lo prometes? — le dije haciendo un puchero.
— Siempre ha sido así... y siempre lo será, Rob. — se puso de puntillas y me dio un besito. la agarre de la cintura para no dejarla escapar y reclamé sus labios. Me parecieron mucho más dulces que antes.


— Te voy a extrañar muchisimo, y cada minuto que pase lejos de tí... mi corazon, mi mente y mi todo, estaran pensando en tí.
— Yo también... —


Suspiré feliz, le di el ultimo besito y me obligué a caminar hacia la puerta. Mi autocontrol no estaba del todo bien, y era capaz de tirar todo por la borda, con tal de hacerle el amor una vez más. — Llámame antes de salir, por favor.
— Ok, mi amor, lo haré... —  prometió. — Hon...Te estaré mirando por TV con Bear. — dijo divertida.
Antes de girar la manilla, volteé a mirarla por ultima vez...
Seguía parada a los pies de la cama, bellisima y sexy con mi ropa y acunando a Bear entre sus brazos... me hizo adiós con la mano... y volví a sonreir... esa imagen estara por siempre presente en mi vida...
— Te amo. —


— Yo más... — dijo suspirando.... abri la puerta, me coloque mis lentes oscuros, y sali pensando en lo afortunado que soy de tenerla conmigo... y rogando que estos tres días se pasen rapidismo para volver a estrecharla entre mis brazos porque ningun tiempo seria suficiente para amarla, quererla y agradecerle todo lo que ha hecho por mí...


Ella es mi vida... mi hogar...


Ella me hace feliz...


.
.
FIN
.


.




Chicas!!! Hola! sorry por la demora....saben... desde hace unos dias he estado muy mal... todos los sentimientos que he tenido acumulados tanto tiempo, parecen que han explotado, porque en serio que no doy mas... Siento como si la depre me hubiera agarrado muy fuerte... u.u ...
Son tantas cosas que han pasado en tan poco tiempo en mi casa, que creo que voy a colapasar. Algunas ya saben porque se los conte por twitter y facebook... pero bueno queria decirselos por aqui tambien. =)
Ojala me entiendan, por favor...
La otra semana voy a viajar para hacerme un chequeo medico de rutina, y bueno, si me da tiempo, y ganas, les dejo un pequeño regalito...
GRACIAS POR TODO... No voy a demorar... no quiero hacerlo... porque en serio que me desespero si no les tengo el cap listo.... asi que... prometo no faltar muchos días! deseenme suerte con el doctor u___u!


LAS QUIEROOOOOO
BESOS
LUCIA.


________________________________________________




DATOS:
- Todo lo que dijo Kristen del  Restaurante "le cirque" es cierto, se especializa en comida francesa. las imagenes son propias del restaurante, y los platos de comida tambien...
- Reese dejo la fiesta antes de Rob y Kris.
- Segun el video (que he visto miles de veces xD) Rob le dice algunas cositas a Kris, y luego llama su atencion, Kris voltea, el se rie, y le roba un beso... =)
- El restaurante le cirque esta a 6 o 7 cuadras del Teatro en el cual se realizo la proyeccion. Y se tiene que atravezar en carro, como 10 minutos, y recorrer 3 o 4 cuadras de la 6ta avenida.
- El cubo de vidrio que hay en el Bar al lado del elefante, contiene 1200 botellas de vino. y es gigante, al igual que la cobertura en forma de circo.
- En la AFterParty, estuvieron juntos Sam, Tom, Victoria,Lizzy, Rob y Kris, algunas chicas que los vieron, afirmaron que estuvieron juntos, ya despues, Sam anduvo dando vueltas por ahi..y Tom igual.
- La mezanine donde estuvo ubicado la zona VIP, tiene un aforo de 80 personas y nadie podia acercarse a ellos porque estaba bien resguardado.
Bueno y lo demas mencionado... he tratado de hacerlo basado en datos reales. =)


  VIDEO LARGO DE BESO y SALIDA DE LA MANO DEL RESTAURANTE:




Reacciones:

32 comentarios:

  1. LUCY XD PODIAS ESCRIBIRLO MAS LINDO....... NOOOO POR SUPEUSTO QEU NO
    AMO EL ROB QUE SIEMPRE ESCRIBES Y ME ENCANTARIA QEU ESTOS DOS SIGAN JUNTOS MUCHOS AÑOS MAS..
    GRACIAS POR DEDICARLE TIEMOP A ESTAS HERMOSOSAS HISTORIAS
    ADORO CAD UNA DE ELLAS
    BESOS.

    ResponderEliminar
  2. Lu, te quedó hermoso!!! me encantó !!! viva robsten !!! Muchas Gracias por tus fics, hermosos!

    Animo con todo Lu!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  3. me encanto!!!escribes realmente excelente!!...besoss lu!!y q t mejores y mucha suerte :)♥

    ResponderEliminar
  4. Lo adoro!! Te quedo estupendo.
    bss
    Mejorate =)

    ResponderEliminar
  5. OLa!!!!!!!!!! Ahhhh!!!!! Xueper Real!!!!! jajajajajajajaja Estuvo Genial !!!!! jajajaja Oye Me Preguntaba si Me HasRIAS el grandisimo Favor de enviarme el contenido de amanecer que hace un mes publicastes en tu blog y me lo puedes mandar al correo!!!!! jajajaja buenooo espero quie me hagas el favor!!! hahahaha bueno mi correo es Zanesauralex@hotmail.com y hahaha gracias bye bye bye...Espero que te vaya bien en tu viaje!!!!! y que te mejores!!!

    cuidate besosss!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Chicas!!!! siempre ustedes lo maximo apoyandome T___T
    aunque bueno.... aun ando con los animos malisimos antes de viajar prometo dejarles algo..nose que..pero alg habra... ok... y gracias por sus buenos deseos espero mejorar tambien..porque esto de la depre me pone mal mal.. =/

    Muchos besoss y Gracias de nuevo

    ARRIBA ROBSTEN =)

    ResponderEliminar
  7. hola Lu!
    awwwwwww me ha encantado todo!
    k tales detalles ah! aww go robsten!
    no he visto el video coompleto del beso solo el k paso e popsugar creo..pero lo vere!
    esta muyyy bueno esto!
    Lu ya vendran tiempos mejores amiga! animos!

    ResponderEliminar
  8. hola lucy, como siempre me encantó tu fic, es demasiado hermoso como plasma su historia de amor en palabras, eso no es facil, y por eso te felicito !!!!!! eres muy buena en lo que haces.
    Respecto a lo otro, espero te recuperes pronto y puedas seguir adelante, estas son pruebas que se nos presentan en el camino, y yo se que la vas a superar. YO CONFIO EN TI Y EN QUE TODO SALDRÁ BIEN ♥. te espero pronto con tu mismo carisma de siempre con mas capitulo de todos tus fic, (soy adicta a ellos ♥) y para seguir compartiendo nuestro amor por rob ♥

    ResponderEliminar
  9. Sully Yamileth Martinez4 de mayo de 2011, 23:46

    Hola tierna mi querida Lu que te puedo decir que no sepas pero como no me canso de repetirtelo me encanta como escribes me fascinaers lo maximo y yasabes tierna que siempre estare aqui para ti animos recuerda lo mucho que se te quiere eres un persona maravillosa aparte del gran talento que tienes Dios te bendiga y te guarde se te desea lo mejor y no te preocupes todo saldra bien con el medico

    ResponderEliminar
  10. :O nena te quedo hermoso!!!
    digo nunca sabremos exactamente que paso esa noche!
    pero me dio tanto gusto podermelo imaginar a traves de tu mente!!
    :) son tan hermosos!!
    graciias por compartirlo...

    Cuidate mucho bbi!! y bueno.. se que hablamos muy poco por twitter.. pero si un dia necesitas algo o solo hablar :) bueno ahii ando en las profundidades del twitter y si lo requieres te dejaria mi correo :)
    Que todo salga bien en tu chequeo..
    un besooo enorme!!

    ResponderEliminar
  11. :O Genial!!!!! Me encantooooo Y Bear tambien tiene su pequeña aparicion alli haha!! Aii ellos toda una familia ya!! Todavia no supero las fotos de Kris con Bear ^^ Awwwww!! Hermozo tu Fic Lucy...como siempre!! :D
    Un beso, nos leemos por Twitter como siempre!

    ResponderEliminar
  12. AnniieCalvillo :)5 de mayo de 2011, 17:24

    *-* me encantó :') aww segura que no eres amiga íntima de Rob o de Kristen? digo para que sepas todo eso que hacen xD es que cada cosa que escribes y como la detallas es increíble! me hace emocionarme, suspirar, todo! nos haces feliz con escribir y compartirnos esto de verdad muchas gracias :)

    y no queremos que estés asi :( vamos ánimo! tienes que estar bien porque hay mucha gente que te quiere y te apoya :D espero que todo salga bien en ese chequeo, mucha suerte y sabes que aqui estamos para apoyarte siempre ok? besos nena y gracias por esto :')

    ResponderEliminar
  13. Yo que tu me metia a FBI Si la haces como investigadora secreta :)

    Ame todo el fic es ttan hermooso♥ Y creo que ttoodoo es verdad desde lo que hacen hasta lo dicen xD

    Ohh.. vamoos si lo llegaran a ver dirian mira nuesttra historia pattz xD

    Te lo imaginas?
    Yo si :)

    No se que mas ponerte Luci tengo muy baja inspiracion asi que te debo un msj luego?


    Sigue con tus fics que son preciosos & hay un Twitteamos xD

    Cdt!
    Besos♥

    ResponderEliminar
  14. Ohh.. yo conosco a la guapotta de arriba :)

    ResponderEliminar
  15. Y otra cosita ya te lo habia dicho por Twitter no importa lo que pase siempre muestra una sonrisa a todos & cada uno asi veras que el mundo cambia :)

    ResponderEliminar
  16. *-----*! awwwwwww.... creo que me da algo con tanto mensajito bello que me dejan!! T_____T
    en serio...eso hace que me anime muchisimo!

    jajaj yo trabajando para el FBI...me gusta la idea xD! no les engaño, me encanta ver mucho los programas de CSI y Law and order aunque no tenga nada que ver con lo que estudie... u.u ... si mi mama supiera.... >.<

    Gracias chicas! las quiero, y muchas gracias por sus palabritas de apoyo! Espero regresar mejor del viaje!! muakkkkk mil besitos.

    Lu.

    ResponderEliminar
  17. Hola Lu!!
    aca te dejo mi coment como siempre <3. Ame este fic, esta muy bello y divertido. Siempre me subes el animo cuando subes caps <3
    Desde aca te mando muchos besitos! se que no estar pasando por un muy buen momento, asi que espero que te sirvan mucho todos los mensajes de amor y cariño que te dejamos tus lectoras :)
    tq l¿Lu y que te vaya increible en tu viaje MUAC!

    ResponderEliminar
  18. Tu sabes que yo amo tus fics, me parecen tan realistas :D no se, me imagino que de verdad hacen eso, gracias por el twit! o sino, no me enteraba... demonios, creo que robsten le da un ataque si descrubre lo que hacemos sus locas fans aqui... Nos guarde jesus maria y su burro!(d2) mi correo es belhu0201@hotmail.com (es por lo del twitter)
    Besos, mulher! *-*

    ResponderEliminar
  19. Luci! Me encantan tus fics, me haces sentir como si lo escucho desde las mismas voces de Rob & Kristen, gracias linda por escribir esto y gracias por agregar fotos y videos, te quedo genial el fic, como siempre, hermosa!

    Me fascinaron los datos, muy interesantes :D
    Te quiero linda :)

    ResponderEliminar
  20. PRECIOSO! La verdad no se de donde sacas tanta imaginación pero te quedó perfecto, escribes de maravilla Lu me transmites lo que tu quieres que nosotras sintamos y es muy lindooo!!!* :)Estoy en exámenes de fin de bimestre,estoy super estresadaaa y no sabes como he estado esperando tu fic!! tenia que estudiar pero entraba para ver si actualizabas!! jajaja ahora me siento mas aliviada ya que leí tu fic!! y me quitó el estres!! en serioo jajaja
    Bye Besos!!

    ResponderEliminar
  21. OMG! Te juro que senti la adrenalina y el nerviosismo de ellos, ese momento fue un antes y un despues de la historia Robsten, es algo que nunca olvidaremos!
    Madre mia si que sabes transmitir todos los sentimientos habidos y por haber por tu escritura! es realmente woaw! Gracias y mas gracias por tomarte un tiempo y compartir tu don con nosotras! Se te quiere! Besotes enormes Lú!

    ResponderEliminar
  22. wowww!! sis... no pude leerlo antes, como te mencione no tenia internet, pero estoy de vuelta!! ajjajajaja...
    me encanto este cap...
    ahhhh!! por fin Robsten, es oficial!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  23. Honey! Sinceramente nunca me habian llamado la atencion los fics Robsten, pero creeme que desde que leo los tuyos me encantan!! y este quedo asombroso!!! Bb espero que te sientas mejor muy pronto, y tranquila que yo se que todo te saldra bien! Te mando un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. ¡¡Me encanta!!
    Me demoré en leer, pero me ha encantado, de verdad que sí.
    Detallas tan bien todo lo que pasa en la premier, la fiesta, cuando van en el auto, y siempre con el apoyo de las fotos, el video... ¡Adoro todo ese detalle!
    Me estoy volviendo toda una Robsten gracias a ti! xD

    El lemmon te quedó fantastico *-* Apasionado, pero con su cuota de dulzura ¡Genial!

    Y el final... ¡Tan lindo! Además de que Bear a mi me roba el corazón. Tiene una mirada tan linda ese perrito, y saber que Kristen lo cuidó y lo sacó a pasear (la fotos son adorables) me hace pensar que Robsten sí que existe...

    ¡Genial el Fics! Espero seguir leyendo más :)

    Besos

    Tany

    ResponderEliminar
  25. *-----*!!! awwwwwwwwww ¡¡Encantada YO con sus comentariossss!! De verdad que son hermosos, ¡los amé todos! En serio que saber que ustedes piensan eso de lo que escribo y toman en cuenta cada detalle que adereza la historia, me hace sentir muy bien y con muchas ganas de seguir escribiendo! =) *---*
    ¡Lluvia de besos para todas!

    P.D. bienvenidas las nuevas Robsten! xD xD!!
    ¡Se les quiere!
    ^-^
    Lu.

    ResponderEliminar
  26. beautiful..!

    i love it..as always..!

    espero que actualices pronto :$
    y lo siento por no haber pasado antes por tu blog.

    ResponderEliminar
  27. WOWWW QUIEROO MAS CAPITULOS POR FAVORR SON PERFECTOS SUERTEE ! Y FELICITACIONES POR TUS ESCRITOS

    ResponderEliminar
  28. magnifico, dios rob no puede ser mas romantico cualquiera se derrite, suerte que tiene la condenada de kris jejjejeje me encanto que cuadaras cada unos de los detalles de lo que vimos esa noche y sobre todo la parte de beso awwwwww

    hermoso!

    ResponderEliminar
  29. suspiro...hey eres buena en esto enserio y esta bkn te lo dijo en serio ..diablos como me gustan estas historis y osbio amo a robsten kajakja soy un poko exajerrada para escribir pero ..a si soy ...son muy buenas tus historia y ojala te balla bn en el doctor ...felicitaciones!!!

    ResponderEliminar
  30. aaawn deoooos! si vi este video como 1457657546546 veces!! y hasta llore cuando salio esto, xd fuuueee demasiadoo! aaaawn mi Lu como has plasmado lo q pienso, asiloimginee pero los superaste eres geenial, diosa! <33 aaaaaaawn me encantaa! todo es genial :D aawn tod me encanta!! ya dije q me feascino el fic? xd sabes q x naturaleza soy intensa,,, y este fic aaawn <33 bueno, no te hostigo mas :D te leo Luu *suspira* y se conciente q este fic me deja mal jajaaja Robsten es mi debilidad :D

    ResponderEliminar
  31. Bueno como te lo e dicho por Twitter este OS me encanto por que por alguna extraña sensacion Hahahaha me siento conectada con todo lo que dices :') Yoooo simplemente trato de asimilar todo esto y aun me es dificil osea es que WOW...De verdad escribes fabuloso

    ResponderEliminar