¡Gracias por su apoyo!

lunes, 29 de noviembre de 2010

Capitulo 9: Falling in love for the Last Time


Historia Robsten : Falling in love for the Last Time

Capítulo 9:
"Looking For You – Parte 1"
(Agosto - Setiembre 2010)




ROB - POV
(Los Angeles, CA)

Llámenme loco, pero cinco días es demasiado tiempo para mí...

Acababa de colgar el teléfono, y los celos me invadían, y peor, la maldita impotencia de tenerla lejos me mataba...

Hace unos minutos pensaba que la tendría conmigo a mi lado en dos días más, y ahora, resulta que se irá con el fideo ese a NOLA a seguir grabando...

¡Pero qué mierda!...

¡Cómo odio al tiempo cuando me hace estas jugadas! El no entiende lo importante y valioso que es tenerla junto a mí, aunque sea para aspirar su dulce aroma, o mirar sus ojos verdes decir mi nombre a voz callada y sentir su frágil cuerpo aclamando mi cercanía y mis labios...

Golpeé la mesa de madera con mi puño haciendo retumbar los vasos que previamente estuvieron llenos de cerveza. ¡Qué injusto podrían ser el tiempo y el destino cuando se lo proponían!
.
- Hey tranquilo hombre... - me dijo Tom reaccionando al ruido, sostenía su cigarro a medio acabar y se paseaba por la sala. -
- ¿Quieres que esté tranquilo sabiendo que ese le habla con tanta familiaridad, y la ve todos los días? Además ha surgido otra cosa...
- Ah fue eso... - me cortó bajando la mirada, él ya me conocía, creo q era obvio que tenga celos, ¿no? Dejar que mi Kris ande sola con ese que la mira con ojos de deseo dentro y fuera de cámaras... No era seguro para nadie... -
- ¿Por eso casi rompes el teléfono? Parecía que querías meterte dentro del celular y llegar a Argentina en un abrir y cerrar de ojos... ¡Viajar por los cables no se puede!
- Sam, no estoy para bromas. - dije secamente. - hay algo más y es serio.
- Serio es tu caso de personalidad... Pobre Kris...
- Despídete de tu regalo de cumpleaños, Sam. - le dije y se encogió de hombros.
- oh vamos Rob, ella te ama, yo he estado cerca de ellos dos, y Kris no le da la importancia que Garrett quisiera tener... - sostuvo Tom, frunció el ceño y caminó hacia al bar, acercándome luego una copa. -
- ... - lo miré y le agradecí en silencio.

Claro que sabía que Kristen me amaba y ni lo miraba... Solo que ese chico no me inspiraba mucha confianza. Ni hoy ni nunca... Aun recuerdo el tono de voz que usó cuando habló de mi esposa en el Comic Con de este año... Atreverse a tanto... Aunque mis amigos dijeron que exageré... Pero más vale hombre prevenido que iluso por descubrir...

Suspiré. Mejor dejo ese tema de lado por un rato... No podría atormentarme más con las escenas fuertes que Kris debía de grabar con él... había algo más importante rodando mi cabeza...

- Olvida eso. - hice una pausa. - Me ha dicho que no vendrá el domingo... se va directo a Kentwood. - dije lo ultimo con un hilo de voz... Decidí tomar un sorbo del licor que Tom me sirvió, mi garganta estaba ya seca.
- ¿eso le han dicho? A mí no me han comentado nada... - hablo Tom confundido agarrando su barbilla... Era obvio que él no lo sepa...
- ¿será porque tu grabas en un mes todavía?... - le contesté. - Además, tus escenas no son ahí, ¿verdad? - le pregunté con un aire de súplica. Quizá podría repetirse lo de Montreal...
- No para nada. - aseguró con una sonrisa maliciosa, esas que se le forman cuando tiene un plan en mente. Levanté una ceja como respuesta. - ¡oh! Vamos Robby... No me harás pasar lo mismo de Canadá, ¿o sí? -
- pues... - dudé. No era mala idea... Y más si él se estaba ofreciendo. Bueno, ok, lo acepto, no ofrecía nada... Pero quizá mi estado de shock podría ayudarme esta vez. - ... -
- ¡Que poco original eres, Robby! - bufó. - ¿No la tendrás aburrida a Kris?
- Tom... - le dirigí una mirada mortífera. - Más vale que vayas preparando tus maletas y veas donde dormir... -

El seguía sonriendo, y yo emitía fuego por los ojos, ¿En dónde estaba el lobo ese para que haga algo bueno en su vida?

- Ya déjalo... No le hagas caso, como él tiene chica ahora, ha perdido toda la sensibilidad hacia el resto. - argumentó Sam llegando al comedor y tomando asiento en la silla frente a la mía.
- ¡oh, par de celosos! - vi por el rabillo del ojo que Sam lo calló con un singular gesto, copia innata de mi Kris, y Tom rodo los ojos como respuesta. - Ustedes se pierden de mi genial idea... - refutó.
- Dudo que sea genial.
- Tienes razón, es perfecta.
- Ya, calla. - se encogió de hombros y le dio una última inhalada a su cigarro. Lo que me dio ganas de prender otro para mí.
- Mira Rob. - empezó Sam e hizo caso omiso a nuestro amigo. - Ya encontraremos alguna manera para que se vean... Tiene que existir...
- Ojala... - le respondí bebiéndome de un solo sorbo todo el whisky que había en el vaso, sentí la fuerza del licor quemando mi garganta, pero no me importaba...


Sabía que era difícil ir a NOLA, y no por mi parte, yo no tenía problemas en tomar un avión y llegar en 4 horas a Kentwood, el problema era que podríamos ocasionar nuevamente otro gran e innecesario caos mediático... Y a ninguno, ni a nadie, nos gustaba porque no respetaban nuestra vida ni nuestro trabajo...

Ocasionar otro problema en el Set sería absurdo y poco premeditado...

Gruñí.

Un mes... Otro largo y agobiante mes...

¡Diablos! Es insoportable y casi imposible no extrañarla... Sino hacia algo pronto, no creo poder sobrevivir sin verla casi 30 días... Sentirla junto a mí se había convertido en una prioridad vital en mi vida... Y no podría prescindir sin ella... Sin mi Kristen...
.
.
.


KRIS - POV
Buenos Aires, Argentina (28 Agosto)

Era increíble saber que el tiempo se había pasado rapidísimo, como volando, aquí en Argentina... El viaje de regreso a Buenos Aires fue tranquilo, muy distinto al recibimiento que tuve en el Aeroparque, donde, según me informaron, había más de 200 personas esperándonos... No logramos ver a nadie porque nos sacaron rapidísimo en una camioneta negra.
.

La tarde me la pase fumando... Cúlpenme por seguir haciéndolo, pero estaba desesperada, albergando todos estos sentimientos sola, y dando siempre mi mejor cara sin que nadie se entere que por dentro estaba triste y desolada...

¡Quería a mi novio al lado! ¡Lo quería ya!

Y las malditas circunstancias, que me "atormentaron" todo el viaje me decían ahora que era imposible... Me decían que aguante 25 días más... Si es que no se hacía más largo...

A veces pienso que el tiempo es un arma de doble filo, te acerca más en sentimientos a alguien o un lugar que amas, pero te aleja en distancia de otro aun más poderoso y querido...

Resoplé.

Seguí recorriendo el aeropuerto de Ezeiza, guiada por la seguridad y mis compañeros de trabajo, íbamos al salón vip, para esperar ahí, un par de horas más hasta que sea la hora de embarque...

- Por favor, por favor, tengo mi carnet, mírelo. Solo quiero una foto o un autógrafo de ella. - escuche balbucear a una voz casi chillona que rompió mis divagaciones; Provenía de la puerta de entrada del salón vip.

Me detuve a su costado mientras que el resto del Cast entraba al área privada, y vi que la persona que gritaba era una chica castaña y delgada, más o menos de mi tamaño.

- Es imposible. - le contestó la seguridad, habían dos más tratando de esquivarla.
- John... - pronuncié con voz baja; mi guardaespaldas se estaba volviendo muy sobreprotector, ya me estaba colmando la paciencia, ¡Era una sola chica! No cientos de fans! El aludido volteo a mirarme y entendió todo dándome pase.
- Hola, ¿cómo te llamas? -
- ¡Ayyy Dios...! - exclamó. - Me llamo Jessica. Pe...pero decime Jess. - sentí sus nervios en la mirada. Empezó a temblar y note unas lagrimas rodar su mejilla.
- No llores... En serio...
- Discúlpame, no sabes lo que he pasado para llegar hasta acá... - sollozó más fuerte, y me conmoví, la abracé y le volví a decir que no llore. No había por qué hacerlo.
Conversamos unos minutos, ya más calmada, y como pudimos nos entendimos en el juego de idiomas.
- Gracias por todo, - le sonreí. - "sos una grosa". - ahí sí que no entendí nada... ¿Era español?
- Ehhh... ¿Qué?
- quiero decir... Eres lo máximo. - sonrió y reí con ella. Me gusto su sinceridad y sin dudar me tome una foto con ella luego de filmarle el libro de "Amanecer", el ultimo que filmaré...

Me despedí, y caminé un poco más hasta dar el encuentro a Sam que estaba ya esperándome, otro niño británico que me cuidaba...

Ahora que lo pienso... ¿Rob habrá hablado con él?... Mmmm... No sé... Mmmm... Quizá... ¿Importaba saberlo?

No.

Me encantan los aires de sobreprotector y celópata de Rob...
¡Dios, definitivamente me estoy volviendo masoquista!
Sonreí para mí sola.
.


Cuando pensaba que ya no habría opción alguna para que las circunstancias no se apiadan de mí, encontré una casualidad hermosa, la más bella que pudo existir...

Un bebe.

Si. Un hermoso y lindo bebe en la Sala VIP.

¡Dios! ¿Podría imaginármelo como mío y de Rob? Es más, ¿Sería una señal enviada para que no incumpla mi promesa que le hice a mi novio en Montreal?

Pues empezaba a creerlo... Esa noche, en aquella calle antigua de Montreal y con el corazón en la mano, le prometí, le juré, que terminadas las grabaciones de "Amanecer" dejaría de cuidarme, para tener juntos a nuestro primer hijo...

Y lo cumpliría. Claro que sí.

Me acerqué al que supuse era el padre del bebe, y totalmente cómoda me presenté... Conversamos un rato con los chicos, ni me acuerdo que temas abordamos, pues yo solo tenía ojos para la pequeña belleza que me miraba.

- ¿Cuantos meses tiene? - le pregunté curiosa.
- Cumplirá dos años estos días. - lo miré, que grande que estaba el bebe, bueno seguro sacó los genes del papa que era alto y corpulento. - Estuvimos por aquí, visitando a sus abuelos. - me explicó.
- oh genial... ¿Cómo se llama? - volví a curiosear agarrándole la manito, sus ojos verdes brillaron de alegría, lo que me hizo sentir una punzada inexplicable en el corazón y un fuerte dolor en los ovarios.

Estaba decidido. Tenía que darle un bebe, tenía que yo darme el gusto de cargar a un ser completamente mío, hecho con amor...

- Se llama Thomas Steve, pero su nombre de pila es Tommy.

"Thomas, como el segundo nombre de él..."



... Le seguí haciendo cosquillas, y el sonreía cada vez más, creo que me sumergí en una burbuja imaginaria, porque solo escuchaba la suave risa del bebe y los balbuceos que hacia... Podía quedarme todo el día asi y no me cansaría... Fue genial e indescriptible las miles de sensaciones que atravesaron ese momento todo mi cuerpo...


Estaba feliz. Como nunca antes en mi vida. Y se sentía bien, muy bien... (foto 1 y 2)

Definitivamente, Robert había hecho magia en mí, me tenia idiota de amor y deseo, y habría cambiando por completo mi alma, mi vida, y todo...

Le daría no solo uno, sino varios bebes, porque sé que él será perfecto como padre, no podría encontrar alguien mejor que él...

Con estos pensamientos, abordé el avión, soporté miles de cámaras captando mi partida y me despedí de Argentina... País al cual regresaría, muy pronto, estoy segura.
.
.

.

.

ROB - POV
(Los Angeles)


Estaba en un lío... La noche anterior ni siquiera pude dormir de la impresión y de las mil formas que trataba de hallar en mi cabeza para lograr solucionar este embrollo, que no solo me afectaba a mí... Sino a mi pobre salud mental...
Estaba desesperado...
.

Flash Back

- ¡oh rayos! - grité al escuchar retumbar una melodía chillona. - ¡pero qué maldito timbre! - como pude, me acerqué a la mesita de noche, cogí mi celular, y vi quien me marcaba.
- oh... ¡Maldición!... Dile a Kris que te llame luego... - bostezo. - tengo... - bostezo. - sueño... - bostezó por última vez Tom medio sonámbulo.

La noche anterior salimos a celebrar el cumple de Sam, y aunque yo andaba totalmente cabizbajo sin mi Kristen a mi costado, traté de estar bien y no aguar su cumpleaños; además estar con los chicos, era relajante y de lo más normal, ya que nunca me trataban diferente, sino, todo lo contrario, "éramos un grupo de desaliñados británicos perdidos que solo queríamos actuar y cantar".



Ya cuando llegamos acá, seguimos hasta la madrugada conversando... No recuerdo mucho, solo que tome unas copas de más, cosa que no le diré a Kris...

Volví a escuchar la melodía y de inmediato conteste.


- ¡ya contesta!
- ¿alo?
- ¡Hey! - esa voz y ese timbre de llamada, era de una sola persona, inconfundible. - ¿cómo estas hermanito? -

Era lunes, ¿quien en su sano juicio llama un lunes a las 7 de la mañana?... Claro, tenía que ser ella... Caso aparte seria si mi amor me llamaba...

- Hola Lizzy... - dije tratando de disimular mi voz somnolienta.
- ¿Andaban durmiendo?... Que ociosos. - masculló por el otro lado de la línea telefónica.
- Estoy de vacaciones, Liz...
- Lo sé, lo sé... Si para eso te llamo, ¿no sabes lo que te conseguí? Bueno en si me las regalaron... ¡Son entradas para el concierto de Marcus!...
- ¡¿Hablas en serio? - me alegré, hacía tiempo que no escuchaba tocar a mi amigo - ¿Cuando es?
- El 18 de setiembre. Seria genial que vengas unos días antes, asi lo pasas con mama que te extrañó para su cumpleaños... aunque no te quiso decir nada.

¡Oh diablos del infierno! Lo olvide, le prometí a mi mama ir a visitarla después de conseguir la casa nueva...

Pero... ¿En dónde estaba mi cabeza?... ¿Era necesario contestar la pregunta?...
No.

Si me hicieran un examen exhaustivo de mi mente y conciencia, lo único que encontrarían seria una sola cosa envuelta de diferentes maneras: Kristen.
Balbuceé algo inentendible, pero prometí ir para esa fecha... No podía postergarlo más...

- Excelente. ¡Te esperamos! Saludos a mi cuñadita.
- Bye Liz, los llamo luego. -
.

Fin del Flash Back
.
.
.


Ahora sí que estaba en un gran lío... Kris regresaría de NOLA el 19 de setiembre... Y yo tendría q estar en Londres días antes... Lo ideal hubiera sido que Kris haya regresado a LA ayer, hubiéramos pasado una semana juntos, y luego viajaba tranquilo... Pero ahora, ¿Cómo podre viajar al otro lado del mundo sin haberla visto siquiera?

No, ahí sí que no sobrevivía...

Y sí, era un gran lío.
.
.
.


Ya habían pasado 2 días desde que hablé con mi hermana, 2 días en los que tuve que romperme la cabeza para conseguir una solución... y no… no lo logré... No personalmente...

Caminé por la habitación desesperado y nervioso, agarrándome el cabello y revoloteándolo, no me había afeitado, pero no me importaba, sin Kris aquí, ¿para qué lo haría?

Hace unos minutos había acabado de arreglar mi bolso con algunas prendas y un mapa de ruta, y sólo esperaba a Sam que traía los galones de gasolina llenos, y un poco de comida empaquetada. No nos íbamos al fin del mundo, pero debíamos ser precavidos... ya que imaginarme varados en plena carretera de Texas, con el intenso calor y sin comida y agua, y con Tom al lado... Dios... Sí que era aterrador...

Aunque no debía joderlo a Tommy, ya que si no fuera porque su "genial" idea resultó verdaderamente genial, no estaría listo para abordar mi Chevrolet y largarnos de una buena vez... como tres desaliñados británicos perdidos que solo querían actuar y cantar y enrumbarse en una loca travesía...

Pero… me encontraba nervioso, ¿cómo no iba a estarlo? La decisión que había tomado era riesgosa pero la más acertada... nadie, ningún paparazzi sabría de mi viaje por carretera, nadie se esperaría que yo haga esto…ni la misma Kris... así que no podrían armar ningún alboroto ni nada…

Pero… ¿Estaría bien lo que iba a hacer?

Debía de estarlo, aunque las casualidades me den la espalda... No había otra forma para ver a la mujer de mi vida... iría a buscarla en auto, atravesaría medio país, manejaría más de 3000 kilómetros sólo para saciar mis ansias de verla, y tenerla entre mis brazos…

La necesito… para quitar la fuerte opresión de mi pecho que me acosa, para sentirla reír conmigo, para que se burle de mis bromas, para acariciarle la mejilla, para mirarla a sus profundos ojos verdes, para sentir que es mía, simplemente para decirle al oído que la amo…
Estaba decidido… o era ahora o… nunca.
.
.
.
.

(6 de setiembre)

Llevaba no sé cuantas horas manejando... Pero me sentía perdido y hambriento, por no decir que quería dormir...

Ayer habíamos estado en New México, comimos algo ligero y bebimos un par de cervezas en un Bar, y por una maldita apuesta perdí mi derecho de dormir esa noche, me tocaba manejar... En fin, no me importaba tener que desvelarme; Con tal de ver lo más rápido posible a mi Kristen manejaría sin cansancio si fuera necesario, además llevábamos tres días de travesía... Y no iba nada mal... Nada mal...

...Hasta que sentí el peso de mis párpados queriendo cubrir mi visión, y el contorno de mis ojos me quemaban... no podía dejar de bostezar...
Estaba molido. Bien molido.

- Tom, Sam, ¡Hey haraganes! Despierten. - les dije, mire el reloj y eran cerca de las 10 de la mañana, debí haber parado hace unas horas de conducir, pero lo único que veía era la sinuosa carretera que tenia al frente, y uno que otra gasolinera...

Además, debo aceptar que no pensaba con claridad... Porque pensaba en ella... En mi amor.

- No friegues. -
- Necesito saber que sitio es este, saca la carta de ruta Tom. - cuando dije esto, vi abrir de par en par los ojos de mi amigo. Estaba asustado, se sobre sentó en el asiento de copiloto y empezó a buscar en el mapa.
- ¡Mierda! ¿No sabes dónde estamos? ¡No debí dejarte manejar!
- Nunca dije que no sabía dónde estábamos... - rodé los ojos. - Quiero saber qué pueblo o ciudad tenemos más cerca, necesito una buena ducha y comer algo.
- No eres el único, has manejado como robot, nos querías matar de hambre o ¿qué? – miré por el espejo retrovisor. Sam seguía durmiendo como un tronco… -
- Tú te la has pasado durmiendo, no te quejes… ya dime, hace unos minutos vi un cartel, creo que decía "Anton" – volteé a mirarlo, y agachó su cabeza, creo que mi cara daba miedo, porque no duró ni 2 segundos mirándome...

Sí...Necesitaba descansar...

Los otros lugares por los que pasamos anteriormente no me llamaron mucho la atención como para quedarme y pasar la noche ahí. Así que no perdería mí tiempo y mejor decidí seguir manejando, mientras más rápido lo haga, más rápido llegaría a mi destino y a mi corazón.

- Déjame chequear… - abrió su libro, me reí, no imaginé a Tom alguna vez así, si no lo conociera tan bien, diría que parece niño scout. – A unos kilómetros está Lubbock.

Manejé unas cuantas horas más, pasamos por otra gasolinera, y ahí si compramos cosas para comer, no queríamos utilizar, por ahora, las reservas. Llegué al hotel como sonámbulo, sólo cuando por fin sentí el suave colchón acariciar mi espalda, reaccioné y pensé que estaba en el cielo. Masajeé mis sienes, necesitaba echarme y dormir como se debe, al menos unas cuantas horas... Ya no podía más…
.
.


En la calle 'Broadway' nos dijeron que había un Grill - bar excelente, y lo mejor de todo, abrían sus puertas desde temprano… Me di una ducha rápida, me vestí con un polo plomo oscuro, mi camisa blanca encima, y mi gorra "LB", no hacía mucho frío, pero a donde fuera, llevaba la gorra conmigo, porque era como llevar parte de K…

Caminamos hasta llegar ahí, y me sorprendió ver que hoy Lunes había "Happy Hour", genial, hoy no tenía que manejar, y mañana arreglaría las apuestas para que Tom o Sam manejen…

Cuando entramos al "Cricket's", me gusto mucho la decoración, no era un bar elegante, pero si tenía buen ambiente, juvenil y tranquilo, y la cerveza…ni que decir, tenían una gran selección, muchas de ellas eran cervezas artesanales distribuidas estratégicamente en los varios dispensadores que habían en todo el recorrido del Bar… más al fondo, tenía un área de Pool, y juegos de tejo, que ya se encontraban llenos de universitarios. Me hizo recordar unos años atrás cuando con los chicos recorríamos los bares de Londres… y tocábamos guitarra por diversión, y todo era despreocupado… claro que ahora estoy mucho mejor con Kristen… no cambiaria mi nueva vida por nada en el mundo…


- Disculpen. – Dijo una voz que provenía de una chica, y no era la misma camarera que horas antes me había reconocido.


Sin darme cuenta eran como las 8 de la noche, y el Bar se había llenado, no hice mucho caso a la voz en ese momento porque le estaba mensajeando a Kris, ella no tenía ni la mínima idea de mi viaje. Cuando me viera llegar seria sorpresa, ¡ya quiero ver la cara que pondrá!


- Hola. - respondió Sam.
- No queremos molestarlos, pero... ¡Oh God! – gritó bajito. – Dile tú. – dijo una segunda voz, y sentí cómo le tiró un codazo a su amiga.
- Podríamos tomarnos fotos con ustedes por favor, sería estupendo.

"Holy shit"

Levante la vista y las vi, ellas me sonreían y yo abría los ojos como platos... Me habían reconocido y esperaban una respuesta afirmativa y yo me debatía entre la verdad, y la mentira...

¿Tomarme fotos con ellas?... ¿Y si lo publican?... No creo, quizá si les digo que no lo pongan en internet... ¡No que va! de todas maneras lo harán... Dios y le acabo de mandar un mensaje a Kristen diciendo que andaba en casa con los chicos...

Demoré en reaccionar... Las chicas que tenia al frente eran rubias, si, rubias... Si Kris ve esas fotos, se pondrá peor ¿Qué hago? Aunque no creo que se enoje más de lo que se podrá enojar cuando sepa que le engañé respecto al viaje… Aunque cuando me vea llegar con esta barba me va a matar igual... Pero, en fin...

"¡Concéntrate Rob!" - gritó una vocecilla en mi cabeza….

Soy un Idiota. No había otra palabra para describirme, soy idiota. Sólo yo pensé por un momento que pasaría desapercibido en un viaje así…

Entorné los ojos, y les sonreí, no me quedaba otra... Parte de mi plan "LFK" se fue al tacho…

- ¿Podemos tomarnos una foto? – repitieron. Tom seguía esperando mi respuesta mofándose para sus adentros, y Sam no había por ningún lado. Pequeños traidores.


- Si claro. – Me paré, las tres chicas, dos rubias, y una morena se acomodaron equitativamente a mis costados, y mi amigo tomó la foto… conversamos un poco con las chicas, se tomaron fotos con Tom, y con Sam que apareció con cara de tarado… esto sí que valía más que una apuesta para conducir…



- Gracias Rob, eres lo máximo… - me dijeron, y les sonreí como respuesta. Las chicas eran muy amables y no me preguntaron el motivo de mi visita aquí, lo que si me recomendaron que al día siguiente visite la ciudad porque era el día central del festival de Lubbock, y habría muchas sorpresas…

Luego de eso… llegaron otras chicas más y pidieron fotos y autógrafos… ya saben, es como si una da el primer paso, y si funciona, entonces las demás la siguen… y eso sucedió… no me molestaba en absoluto, si ya estaba resignado a enfrentar mi pequeña mentira y aceptar que mi plan "LFK" no iba a servir… entonces, ¿qué iba a perder siendo simpático con las fans?...

Exacto… nada.

No tengo idea de cuantas fotos logre sacarme esa noche… lo que si sabía era que estaba frito…
Si que estaba frito… recontra frito… Sólo me quedaba decir la verdad… cuanto antes…
Suspiré.

¡Diablos! Y yo quería que sea sorpresa…

ahora sí... estaba acabado...


.

.
.

"Dejarte de amar... es como pedirle a un ruiseñor que deje de cantar,
o a un río que limite su caudal,
son cosas naturales, primordiales, y para mí, vitales".

(L.C.B.)
.

.

Continuará...
.
Reacciones:

6 comentarios:

  1. Hola Lucy espero que te mejores pronto y muchas gracias por tu esfuerzo al publicar las historias esperare a que nos comuniques que te mejoraste para mis peticiones please cuidate son lo maximo

    ResponderEliminar
  2. ME-EN-CAN-TOOOO!!!! No me canso de felicitarte!!!! Eres lo máximo escribiendo.... Criticas??? Ni una sola! Es perfecto como relatas! Los detalles, los sentimientos, TODO!

    Me encanto la idea del fic de Brasil, ojalá lo escribas y te mejores!!!

    Gracias, muchísimas gracias por seguir con este fic! Es mi favorito!!!

    ROBSTEN ES LO MEJOR! ♥

    Saludos...

    ResponderEliminar
  3. ESTUPENDOOOO Valio la pena esperar definitivamente!! ver a rob desesperado y a kris tambien es muy lindo enternecedor y divertidoo!!
    Espero con ansias el otro cap ruego a dios que te mejores pronto en serioo!!
    Bye Besos!!

    ResponderEliminar
  4. wowwww Lu... cmo te dije! me enamore! aww k lindaaa historia! *_*

    ResponderEliminar
  5. ayer encontré blog y me di cuenta del fic, me pegué leyéndolo! está precioso!!!! Me encantó1!!

    una consulta, cuándo actualizas??
    Cariños

    ResponderEliminar
  6. Hola chicas!!! *-*! muchisimas gracias por sus comentarios.... de verdad me ponen muy feliz.... les cuento que ya estoy mejorando felizmente u.u! =)

    asi que estare actualizando lo mas pronto posible...no tengo fecha exacta, pero prometo no demorar mucho.

    Muchos Besos, y se les quiere, gracias por apoyarme.

    Lu.

    ResponderEliminar