¡Gracias por su apoyo!

viernes, 28 de enero de 2011

Capitulo 1: Only For You and Me ( Fic Robsten Brasil )


Chicas!!!... aqui les traigo un nuevo Fic Robsten, esta vez, de Brasil! *-*!
Espero les guste este primer capitulo y por favor, cualquier duda, sugerencia haganmelo saber, asi como lo que quisieran leer en este Fic y otros. n_____n

No olviden COMENTAR.... que si no comentan...¿cómo sé que les gusta? ¬___¬

Bueno, Mil besos!  se les quiere. ^^

Lucia.

________________________________________________________________



Fic Robsten:

"Only For You and Me"
(Outtake – Brazil)

Capítulo 1: "Wherever you go"





ROB POV
(Los Angeles, Jueves, 4 Noviembre, 2010)

.
La mayor parte de las veces podría sonar muy prejuicioso, así como otras veces, podría ser extremadamente celoso. Lo admito, no es mi mayor acierto, pero tampoco mi peor defecto. Bueno, eso creo.


Pero actualmente no sé si odiar o amar el transcurso del tiempo.

El tiempo, aquel ruin visitante que me había hecho vivir un mes completamente nuevo e inigualable que desembocaría en un viaje corto pero memorable a Brasil. Pero también, me hizo darme cuenta, que los días no bastaban, ni las horas eran suficientes para amar sin cordura a Kristen: Lo que debió ser un mes completamente juntos, se trasformó en fines de semana incompletos, y ajetreados para ambos.

Octubre, mes de premieres, mes de ensayos, mes de reuniones con el Cast, mes de dejar partir a mi esposa de mi lado, y esperar con ansias una llamada suya para calmar el vacio de mi corazón. Si no fuera porque pasamos lindas noches comiendo Sushi, rollitos primavera y Sashimi, así como la maravillosa sorpresa que me dio mi Kristen en Halloween, creo que no hubiera resistido más...

Lo único que valdría la pena -al cien por ciento- ante ésta espera sería el viaje a Sudamérica que realizaríamos en unas horas.

Aunque, con lo que siempre nos pasa, y lo tengo como lección ya aprendida, es que nunca hay que planear todo, porque al final, quizá no salga como uno lo espera... O quizá sea mejor: Podría sorprendernos.

El día de antes de ayer, martes, regresamos de Baton Rouge como a las 8 de la noche. Antes, ensayé un par de escenas más en un bote –lo aprendí a manejar casi a la perfección– y Kristen hizo algunas pruebas de vestuario más –creo que era la ropa de la luna de miel, o el vestido de novia de Bella, porque no me dejaron ver nada...ni un poquito– y luego, nos entregaron un Plan Renovado de nuestra visita a Brasil, el cual incluía unas imágenes preciosas de Rio de Janeiro, vistas de la isla 'Parati' desde un helicóptero, y algunas imágenes de la casa donde grabaríamos, no se parecía ni en mis más remotos sueños a la Casa de la Isla Esme que me imaginé, estaba mucho mejor que eso…

Y el lugar… era paradisiaco, más que perfecto para pasar un viaje inolvidable con ella, con Kristen…

No había duda alguna... Esta sería una maravillosa segunda Luna de Miel...

Sonreí para mí mientras terminaba de arreglar la segunda bolsa de equipaje, ya tenía unas cuantas ideas "interesantes" y sugestivas para aprovechar la semana de filmación ahí… y es que… una Bahía tan exótica como ésa, con tantas cascadas y áreas verdes, tenía que ser aprovechado al máximo… no podría dejar escapar una oportunidad así…

Sería un tonto.

Metí un par de Bermudas a mi maletín, e inspeccioné nuestra habitación, todo era un desastre casual de vestimentas, muchas de ellas regadas en el piso, y otras dobladas prolijamente encima de la cama... ¡Kristen me mataría si viera este desorden!

¡Qué importa! ¡Total! En la noche ya estaríamos en un avión a miles de kilómetros de altura y seria dueño de cada beso y de cada sonrisa, sin dejar réplica a reproche.

Esta película sería en todo sentido muy influyente para nosotros. Un día, antes de viajar a Louisiana, tuvimos una reunión que me pareció casi bizarra, ya que fue la forma en que la producción y los escritores, hasta la misma Stephanie nos insinuaron lo que querían de nosotros en estas escenas… Dar el todo por el todo… poner nuestra alma y corazón en los personajes, para que salga perfecto…


.

/// Flash Back ///

Llegamos a las oficinas de la productora como a las 10 de la mañana, habíamos recibido los Scripts de la película un poco antes que el resto del Cast. Creo que era uno de los privilegios de ser Edward y Bella, pero intuyo que era para que tengamos una idea general de las escenas íntimas y familiares que tendrían nuestros personajes y desarrollar sentimientos fieles al libro lo cual no era necesario para nosotros ya que nuestros sentimientos hace mucho que sobrepasaron lo normal y lo ficticioAdemás, querían que planifiquemos bien nuestros días, sobre todos los de Kris.

- Ustedes sí que tendrán suerte, ¡viajaran a Brasil! – exclamó Taylor, ya me tenía un poco hastiado con sus comentarios del viaje, sino fuera porque tenía novia nueva, podría pensar lo de siempre… ya saben…

- Eso es fenomenal… ¿me traerán algún recuerdo? – preguntó Kellan rascándose la cabeza, y apoyando su mano en la mesa de reuniones.

- No es tan Genial como parece. – Disimulé y no sé por qué. – Tenemos que trabajar cinco días, y mayormente serán de noche…

- Si, pero su trabajo no es un "trabajo". Así que tómenlo como una distracción. – volvió a decir Kellan guiñando un ojo. Yo no podía estar más de acuerdo con él, estaría grabando con mi Kristen 5 días completos, la tendría a mi lado a cada segundo, a cada suspiro… y eso no podría igualarse con nada.

Lo que habíamos vivido con personas extrañas en Sets extraños, y que, con el tiempo, se convirtieron en amigos, y en nuestra segunda casa, se iba volver realidad para nosotros, y yo no podía esperar más para volver a trabajar con Kristen juntos después de varios meses.

Sería genial.

- Bueno, Chicos, perdón que los interrumpa, pero es hora de terminar la charla. - nos dijo una voz grave sentándose frente a nosotros. Ashley y Kristen a su vez entraron a la oficina, y tomaron asiento.

Era Bill Condon, el nuevo director de esta película, la ultima de la saga, la cual sería dividida en dos partes. Hoy lunes, a primera hora nos había citado para hablar nuevamente con nosotros de una manera más profunda y significativa acerca de este proyecto. Por lo poco que había tratado con él, me pareció una persona persuasiva, inteligente, segura, y sobre todo, inspiraba mucha confianza.

Empezó hablando acerca de la distribución de las escenas en Louisiana, y Vancouver, nos dio las fechas exactas de las grabaciones, y tuvimos una idea más clara de cuales líneas teníamos que memorizar primero. ¡No podía creer que la batalla final, la gran coalición de incertidumbre y desenlace se vaya a filmar en un par de meses! Me pareció muy apresurado, pero ellos tenían sus razones: la edición para los trailers debía mostrar una visión general del cuarto libro…

... Lo que me hizo imaginar y pensar que conocería a "mi hija" mucho antes de lo que había pensado... ¡Dios! Había visto algunas fotos de Mackenzie... ¡Y era el vivo retrato de Kris!... Con tan solo ver esas imágenes, sentí punzadas en mi corazón... Así de hermosa seria nuestra bebe... Mi primera princesa... Ya debería ir pensando en el nombre para ella...


Suspiré, y creo que se dieron cuenta todos, porque voltearon a mirarme... No podía ser más obvio...

- Bueno, nos veremos el 15 de octubre con algunos y el resto aprovechen un poco más su vida humana. – dijo Bill y todos nos reímos.

- Robert, Kristen, podría hablar un momento con ustedes, por favor.

- Claro Sr. Condon.

- Nos retiramos. – dijo amablemente Peter. Y todos los secundaron hacia la salida, sin dejar de mover su mano, o dar un suave apretón de manos.

- Por favor chicos, no me llamen, Sr. Condon, me hacen sentir viejo, y yo me considero uno. Tengo apenas 55 por cumplir.

- Está bien. – dijo Kris haciendo una mueca, esas que me gustan.

- Llámenme Bill. Es suficiente.

- Con mucho gusto Bill, ¿para qué nos necesitas?

- Mmmm... Ya saben, detalles del rodaje. Tienen que saber ciertas cosas, asi como seguro tienen muchas preguntas acerca del guión.

- Pues... Si.

- Miren, ya había tenido un intercambio de palabras con ustedes, pero más de eso, no. Y según lo que me dijo Melissa a la hora de revisar el guión y darle los últimos retoques, su inmensa química podría servirnos muchísimo para darle mayor énfasis a ciertas cosas, ya saben…

- Entiendo…

- Las escenas íntimas, así como las otras tienen, como ven en su libreto, una connotación, y una manera de ser realizada.

- Si lo hemos notado.

- No creo que sea la primera vez que les digan esto, Melissa ya me contó algo, pero en esta ocasión es diferente, por eso nos hemos tomado el atrevimiento y libertad de enfatizar y crear nuevas escenas intimas en la película. Nos ha tomado mucho tiempo crear y dar vida a la relación amorosa y profunda de Edward y Bella en el Script, y la luna de miel asi como la noche de bodas son momentos que los fans han esperado por años...

- Ok si entiendo. Y te prometemos que haremos todo de nuestra parte para que salga bien.

- Bueno, si... Claro... Miren chicos, lo que quiero decirles es simple. - Hizo una pausa. - Queremos que expongan de una manera más intensa su relación de la vida real en esta película... Podríamos lograr tomas mucho más reales, y pasionales que estoy seguro le gustara al público.

... y escuché el canto de la cigarra de fondo-metafóricamente- y es que fue raro, siempre hemos puesto mucho de nuestros sentimientos en los personajes... Pero...

- ¿Quieres decir que vivamos toda esta experiencia como si fuera propia? ¿Imaginarnos que es nuestra boda, nuestra luna de miel y nuestra hija?

- ... - levanté la mirada al escuchar lo último que pronunció Kristen... Que bien sonaba decir 'nuestra hija'...

- Si. No teman ser ustedes mismos, déjense llevar... Tanto en cámaras como fuera de ellas. Y por mí no se preocupen, yo quiero ver amor del bueno todo el tiempo que se pueda en Rio, y sobre todo pasión... Y sobre los infiltrados... No se preocupen. - concluyó.



Hubo un pequeño silencio en el cual Kris se mordió los labios, frunció el ceño y jugó con sus manos nerviosa... Ya me imaginaba que pensaba... Por mi, no había problema... Lo quise hacer desde hace mucho, al menos en el Set, asi que yo estaré ahí para ayudarla y guiarla...


Le apreté su mano por debajo de la mesa, en señal de amor puro y apoyo. Ella me miró y suspiró.
Luego conversaríamos.

- God... Es tan raro... Ni siquiera la conozco. - dijo revoloteando su cabello.
- ¿Y cuando conoceremos a 'nuestra hija'? - agregué.
- ¡Aún no! ¿Se quieren comer el pastel sin haber merendado? -
- Disculpa, ¿Qué? - él rió.
- La conocerán después de filmar las escenas de la noche de bodas, a penas lleguemos de Brasil... Lo que les digo, que cuando se las presente, será como si Robert y tú hubieran tenido un bebe juntos. ¡Es idéntica!


Y sonreí de oreja a oreja... Claro que quise disimularlo, ¡pero al diablo! Ser papa, al menos en la ficción, será muy especial para mí, para nosotros, y más si su madre será Kristen... ¡No aguantaré hasta grabar las escenas con ellas!
Y me importo muy poco si todos se dieron cuenta...

.
/// Fin del Flash Back ///


.

.

.

Cerré mi maletín de viaje recordando también que ese día, Bill nos prometió que sería todo cauteloso, no dejarían que ningún paparazzi, ni que nadie se filtren al set, tanto por seguridad de la película asi como respeto a nuestra intimidad... así que podríamos estar tranquilos por si evitamos las cámaras... Todo tan raro... Y en tan poco tiempo...

Escuché unos suaves ronroneos, giré mi cuerpo y en la puerta estaba parado Jella. Vi mi reloj y era casi la hora del almuerzo.

- Hey... – le dije acercándome, él empezó a maullar, y entendí que quería. – ¿Tienes hambre? – me puse en cuclillas, estiró su cabeza y le acaricié la melena. El sonreía...

Hace casi 3 años, él no hubiera dejado que ni me acerque ni a un metro de distancia, me hubiera arañado como lo hizo la primera vez que lo conocí. Ahora, entiendo el porqué se puso así: estaba celoso, sobreprotegía a Kris de un 'extraño'... Y no me podía quejar, porque es lo mismo que yo hago... No permito que nadie se le acerque...

- Vamos con Kristen... Ya debe tener hecha la comida. – Ronroneó como respuesta y movió su cola muy suavemente. Estaba contento. – De ahí jugamos un rato, ¿ok? –
.
.
Bajé las gradas, crucé la sala y ya olía riquísimo, percibí la esencia de la salsa del ajitomate y, si no me equivoco, hoy hizo ¡Chili Berry!... ¡Uno de mis preferidos! Me asomé por la puerta blanca de la cocina, y lo que vi, elevó mi energía y mis ganas de besarla sin fin. Se veía tan hermosa en esos mini shorts de jean, que dibujaban sus perfectas y níveas piernas, y con el delantal crema que amarraba su silueta - como la primera vez que la vi vestida así-. .. Mmmm... Era delicioso.

Dejé a Jella en el piso, y me arrecosté en el umbral para admirarla unos instantes, sólo unos segundos, porque ya no podía más.

- Amor, ¿te dije que te ves sexy con ese delantal? - le susurré abrazándola por atrás. Ella pego un salto y se le cayó el cucharón.
- ¡Rob! - gritó. - ¿¡Qué te dije de avisarme cuando estas detrás mío! - dijo casi furiosa, trató de zafarse de mi abrazo, no la dejé y le besé el cuello.
- Oh, lo siento babe, pero tengo hambre. – murmuré contra su escote.
- Pues aun falta... Tendrás que esperar.
- Está bien, pero no me refería a ese tipo de comida. – inhalé y exhalé en su piel dirigiendo mis manos hacia sus caderas y su cintura atrayéndola y dándole a entender mis ganas incontenibles por ella.

Tenía mucha ropa... Nunca antes maldije tanto su ropa como en ese momento.





- Rob... - masculló tratando de sonar seria. - ¿Terminaste de arreglar los maletines?
- ¡Sip! - le arreglé el mechón de su cabello castaño oscuro, y tuve más acceso para sentir la textura de su piel en mis labios.
- ¿Acomodaste... la ropa en... su sitio? - volvió a preguntar con dificultad y con un hilo de voz, mi amor estaba tan estimulada como yo.
- Este...
- Rob.
- Discúlpame, pero, ¡fue culpa de Jella! Entró al dormitorio y me distrajo. – como si adivinara mi mentira, Jella empezó a aruñar el repostero fuertemente y luego empezó a mover sus orejas levantadas.
Traidor.
- ¡Robert! Sabes que no es verdad...
- ¿Nunca te dije que prefiero que cocines sólo con el delantal puesto? –
- No me camb... - quiso replicar pero no lo permití, la volteé hacia mí, y la bese como si no lo hubiera hecho hace unas horas, sentí su aliento cálido y sus labios extremadamente suaves. Ella me respondió como siempre lo hace, lamí su labio superior, y me dio acceso total a su boca para dar pase a un beso más urgente...

La levanté y enrolló ágilmente sus piernas a mí alrededor, caminé unos pasos y la apoyé encima de nuestra alacena 'especial'. Quería hacer esto desde hace mucho... Bueno, no desde hace mucho, sino desde que la dejé salir del cuarto para que empiece a cocinar... Lo cual, me doy cuenta ahora, fue un grave error...

- Rob... Se me quemará la sopa... - me dijo pero sin convicción. Seguí besándola por su cuello, y dirigí mis caricias a sus senos, me dieron ganas de arrancarle la ropa y morder y peñiscar todo lo que se esconde bajo ese pedazo de tela.
- No. - gruñí. Mi voz ronca emitía todo el deseo que tenía por ella. Acaricié su pierna tan tersa y sedosa y la agarré más fuerte antes de enredarla más a mi cadera. Ella no se quejó, seguro que a estas alturas ya ni le importaba la sopa.


Continué mi recorrido de caricias táctiles por su cintura, ya sentía los latidos de su corazón más apresurados, y mi cuerpo ya pedía fundirme en ella.
Conduje mis dedos al dobladillo de su polo y me decidí a quitárselo... Hasta que...


Sonó el timbre de la puerta.

¡Demonios! ¿¡Quién podría ser a esta hora!

- No vayas, Kristen. - dije lamiendo el lóbulo de su oreja.
- Hon, tengo... que ir... - balbuceó.
- Podemos pretender que no hay nadie.
- Amor. - me acarició el rostro y recargó su nariz en la mía, aún su respiración era agitada. - Mis papas saben que estamos aquí, igual que Steph o Ruth.
Bufé.
Me separé de ella unos centímetros a regañadientes. Se bajó de la alacena y salió...
¡Quiero saber quién vino a interrumpir mi día con Kris!

Aproveché estos minutos para acercarme a la olla, y para sorpresa mía, la salsa no se quemaba ni un poquito porque Kris la dejo a fuego lento... ¡Cuando aprenderé bien sus trucos de cocina! Con la cucharilla de palo probé un poco, y sabia delicioso... 'Como los dioses', como siempre le digo... Pero casi me atraganto cuando una voz conocida llego a mis oídos y tuve que usar el poco autocontrol que me quedaba.

- ¡Hey Rob! -

¡Maldición! ¡Era Tom 'entrometido' Stu! En su faceta de mediador...

- ¿Qué haces aquí? - le pregunté con sorpresa y un poco de rabia, casi boto al suelo la salsa de pimiento.
- Hey hombre, tranquilo... ¡Qué buen recibimiento me haces! - dijo ofendido. Pretendiendo serlo, mejor dicho. - Vengo por Jella.
- No en serio. Te dije que vengas a las 4, ¡no tres horas antes! - le espeté. De vedad que me daban ganas de hacerlo desaparecer o tirarlo por la ventana. Pobre Jella... No la volveremos a ver por un buen tiempo otra vez...
- Unas horas más unas horas menos... ¡No es nada Robby! Y... Bueno... Ya que andan por aquí... ¿No puedo pasar unas horas con mis amigos?
- ¿Sabes usar el teléfono? - interrogué con ironía pura.
- Ya Rob... Déjalo. – trató de sosegar al ambiente. – Ya voy a servir la comida, vayan afuera. -
- ¿Viste? Kristen si sabe agradecer los favores, no como otros. – volteó hacia Kris mientras íbamos a la sala.
- oh... "la nana Tom-my al rescate", discúlpeme. - arqueé una ceja con absoluto sarcasmo casi haciendo una reverencia.

Él me había quitado mis últimos minutos a solas con ella... Pensé que la broma que le hice en Londres había bastado, pero admito que me equivoqué. No le vendrá mal otra aquí en América.

- Idiota. – rezongó.

.

Después del almuerzo, no tuvimos tiempo para más nada, sólo para terminar de alistarnos. Bajamos nuestro equipaje al Hall-incluida mi guitarra por supuesto-, y Tom nos ayudó a arreglar un poco la casa. Cargó a Jella en su regazo -ya andaba medio dormido- y se fueron justo en el mismo instante en el que llegaron Steph y Nick, luego, como al propósito, o por azares del destino llegó Ruth.

"¿Es que acaso no podrían ser más imprudentes y dejarnos en paz?"

Nop...

"Pero no era su culpa tampoco".

Fue peor.


La productora había enviado una camioneta negra para nuestro transporte-incluida la seguridad de Summit-, ya que teníamos que reunirnos en el Hotel para luego partir juntos, con Stephanie incluida claro, hacia LAX y de ahí, escala a NOLA –encontrarnos con la producción- y otra escala a Houston, para luego ir hacia nuestro destino final: Brasil.


Se me estaba haciendo largo...

Estuve más sereno… pero mejor, ni lo recuerdo, aún seguía molesto como un niño sin su dulce multi sabores. Y es que... ¡Ese día me quedé con las ganas infinitas de hacerle el amor a mi esposa!

… Y creo que odiaré más el Jet Lag

.

.

Cordialmente y sin dejar nunca de ser educado, conversamos con algunos de los miembros de la producción, y con Stephanie en la Sala VIP, mientras esperábamos el vuelo de American Airlines. No hablamos miucho de la pelicula, sino de las ganas que teníamos todos por conocer ese País. Además, no era necesario por ahora, ya estabamos más que listos para dar vida nuevamente a esta historia de amor, que por casualidades de la vida, representaba nuestra vida misma, en ciertos aspectos, claro.


Pasaron como 4 horas de vuelo, y ya se filtraban por la ventana del avión tenues rayos solares… hace unas horas eran las 11 de la noche en Houston, y estaba todo oscuro, y como un pestañeo, aquí era casi de día. En LA seguro que eran más o menos las 2am, Kris dormía apoyada en mis hombros, otra vez el maldito Jet Lag haciendo de las suyas con ella… y yo, seguía con mi cabeza dando vueltas…



- Kristen, ¿amor? ¿Estás despierta? – se removió en mi regazo un rato después.

- Mmmm… algo… ¿Qué pasa? - se sobó los ojos.

- ¿Trajiste tu pijama negro? ¿El que te regalé? - sé que fue un arrebato de lujuria mío hacer esta pregunta, pero por un momento también pensé en pertenecer de una buena vez al 'Mile High Club' *.

- Shhhhh... ¡Te escucharan, Rob!

- ¡Al diablo! Todos duermen… – Creo que soné desesperado.

- ¿Por cual me preguntas? ¿El de encaje? - preguntó riendose. Entrecerró los ojos y movió su cabeza de lado.

- Sip.

- Oh... No... Hon. – dejé de sonreír un poquito, ella vio mis facciones y de inmediato añadió. – Pero traje el otro… el transparente.


¡Ay mi Dios! ¡Como me dice eso! Seguro que lo dice al propósito... Ella sabe que ésa lencería, por más que a ella no le gusta mucho, a mi me pone a mil...


- Provocadora. - rió.
- Tú preguntaste, Hon. - sonrió de nuevo y nos cogimos de la mano.

¡Si no estuviera en un avión! ¡No! Mejor dicho... Si no estuvieran quince personas conocidas alrededor nuestro, ya me habría acabado las opciones del manual de fantasías a bordo...

¡Me apeno por mis pensamientos... ¡Pero entiéndanme!

.

.

Rio de Janeiro, Brasil
(5 de Noviembre, 2010)



Aterrizamos en el aeropuerto… "Antonio Carlos Jobim" cerca de la Bahía de Guanabara. – lo leí en la ficha de viajero- y eran como las 10 de la mañana, Kristen estaba un poco ojerosa por el cambio de horario, pero aún así se veia hermosa.

Salimos por la terminal 3, como de constumbre, disimulando, y ni bien nos faltaban metros para llegar a la salida de pasajeros, nos encontramos con un grupo de 4 niñas, todas ellas con photocheck y dos grandulones de seguridad. Me hicieron recordar a la chica que se nos acercó en el avión para pedirnos un autógrafo en la servilleta del menú, justo antes de desembarcar.




- ¡Hola! Este… por favor podríamos tomarnos una foto con ustedes, ¡por favor! – balbuceó en inglés bien pronunciado, una chica de cabello oscuro, y franela a cuadros azules y marrones.
- Si claro. ¿Cómo te llamas? –
- ¡oh Dios!... Bruna… me llamo Bruna. – y las chicas que estaban con ella detrás, corrieron hacia nosotros, la seguridad reaccionó premeditadamente y me pareció un hecho de los más innecesario.
- ¡Esperen! ¡Les dije de una en una! – alzó la voz uno de ellos.


- Está bien, ¡pero yo voy primera! – les gritó Bruna, se pegó a mí por el lado izquierdo, y luego pasó a hablar con Kristen, mientras otras niñas más me rodeaban.


Nos despedimos cordialmente, y seguimos nuestra marcha. En serio que parecíamos un grupo de Folk, con guitarra, mochilas y maletas grandes, y abrigados a más no poder… pero bueno…el viaje recién empezaba... y había mucho por saborear.
.
.



Tomamos la salida externa del aeropuerto, y nos condujeron en unas camionetas negras polarizadas hacia el sur (pasamos un estrecho camino que parecía puente) hacia Rio de Janeiro por un poco mas de media hora-mas o menos unos 20 kilometros- hasta llegar al Hotel "Copacabana", un establecimiento bellisimo de estilo Art-Deco, reconocí el estilo arquitectónico de inmediato, ya que se asemejaba a algunas construcciones de Londres y París.


Durante el camino observamos numerosas plazas y parques, con estatuas en el medio, nos señalaron la inmensa estatua del Cristo Redentor, el otro aeropuerto local, y recorrimos casi toda la extensión de las playas de Brasil, y ¿saben qué? no era nada parecido a lo que vi mediante folletos, ¡era mejor! Como lo digo, nunca puedes comparar un par de fotografías a la vida real misma... ¡Es ilógico! La preciosidad del paisaje y el clima me despertó de un transe y me hizo ver con claridad que estábamos en un país por de más hermoso... Y tenía a mi lado a mi mujer perfecta... ¿Qué más podía pedir?


- Río de Janeiro, es uno de los principales centros económicos, de recursos culturales y financieros del país, y es conocida internacionalmente por sus iconos culturales y paisajes, como el Pan de Azúcar, la estatua del Cristo Redentor -(una de las siete maravillas del mundo moderno), y las bellísimas playas de Copacabana e Ipanema, como podrán observar. – explicó la guía y traductora mientras el carro seguía su curso al hotel.

- Genial.

- Y hablando más ampliamente, los brasileños estamos orgullosos de tener el mayor bosque urbano del mundo: el Parque Nacional de Tijuca. Así como la isla de Paquetá. Y si desean regresar muy pronto, las Fiestas de Fin de Año en Copacabana son asombrosas, así como la celebración del Carnaval.

- ¡wow!

- ¿Podríamos hacer un Tour por todos estos lugares que mencionas? Me está llamando mucho la atención, y como lo describes, suena magnifico. – dijo Stephanie, quien estaba maravillada con todo el paisaje.

- Si claro, el Hotel cuenta con paquetes especiales de turismo.

- Perfecto. Necesito tener un itinerario extra mientras ustedes dos graban lejos de aquí. – nos señaló. Y sonreímos.


A penas llegamos al Hotel, no detuvieron los coches por mucho tiempo, giraron a la izquierda, hacia el parking privado e ingresamos de inmediato, pero, lo que pude ver desde metros de distancia antes, era la puerta principal -cubierto por un toldo color acero y las banderas de los países que flameaban- abarrotada de gente, señoras, niñas y chicas con sus posters en la mano y gritando nuestros nombres. ¡Era increíble!
¡Tan poco tiempo en suelo brasileño y ya habían cientos esperándonos!

- ¿Vieron eso? ¡La Avenida Atlántica está prácticamente bloqueada! ¡No tengo idea de cómo será los próximos días cuando tengan que ir a grabar! – exclamó el productor. – dicen que ni para los de Rápidos y Furiosos hubo tanto alboroto.
- Y todo gracias a Stephanie, sin ti, esto no seria nada.
- ¡oh! Vamos chico modesto... El éxito es por ustedes también, dan vida a mi historia. - manifestó con sinceridad y nos guiño un ojo. – Y eso es mucho... Pero si me disculpan, yo iré a mi habitación, a arreglarme. Quiero dar un recorrido de la ciudad antes de la cena. -
- Bueno, lo mismo digo, chicos, nos vemos en un par de horas en el Restaurante que esta cerca de la piscina para cenar y reunirnos con Bill… y con alguien más. –
- ¿Vendrá para esa hora?
- Oh si... Yo lo traigo si fuera necesario. – bromeó. – Estuvo dirigiendo a los chicos para armar el Set de mañana en Lapa. Pero quiere darles la bienvenida. Claro que primero, tienen que descansar, el cambio de horario deben tenerlos exhaustos. - finalizó Wyck.

Sonreí.

"... 'Exhausto' no seria la palabra para describirme en estos momentos".

- Ok. - caminamos hasta casi el fondo del pasillo, con la seguridad atras nuestro, ya me estaba incomodando tenerla todo el tiempo, pero era órdenes de Summit... Por culpa de esos gorilones mi tiempo con Kristen fue reducido en LA.


Aún sigo enojado. Se nota, ¿cierto?

- Gracias chicos.
- Cualquier inconveniente, nos llaman, por favor. - asentimos con la cabeza, y Kris hizo una seña.
.

Entramos a la habitación. La vista desde el quinto piso era increible y hermosa! Teníamos la playa al frente de nosotros, el agua era de un color celeste, y la arena blanca.

El cuarto era una suite cubierta en madera caoba y adornada con una alfombra marrón oscura que contrastaba con el piso y las cortinas beige que enmarcaban unas ventanas pulcramente blancas. Tenia en la sala, unos sillones color azul acero a juego con los cojines de la cama de dos plazas perfectamente armada con un edredón caqui, y sobre el cabecero de ésta la pared estaba cubierta por cuadros paisajisticos del lugar que daban el toque elegante.





- Es... ¡Wow! - dijo Kris adentrandose al dormitorio.

Dejamos los bolsos en el suelo, y mi guitarra la posé en la mesita del comedor, donde ya nos esperaban arreglos florales y una champagna... Lo cual me dio una idea 'interesante' y casi morbosa para hacer un buen uso de esa bebida...

"En un ratito, quizá."

- Esto esta increible. -

- Mi vida... Es como si todo estuviera confabulado a nuestro favor... ¿Verdad?

- Más que eso, ¡Me encanta Rob! - se volteó hacia mi, se acercó y se puso en puntillas, miré sus orbes verdes unos instantes y me quise perder en ellos, sus labios rozaron los mios suavemente, como probando, y yo le devolvi el beso con mucho mayor impetu, la sujeté por la cintura, y la pegué a mí cuerpo, que seguía con las ganas incontenibles desde ayer.

- Te amo, Kristen. - le confesé con todo mi corazón. Brasil ya estaba haciendo efecto en mí, y en nosotros. Era como si tuviera magia... Y lo mejor era que teniamos casi dos días enteros para pasarlo juntos, como recién casados.

- Y yo a ti. - volvi a sonreir contra su boca y la tomé en brazos como si de una recién casada se tratara y la llevé cargada hasta la cama que invitaba ya a sumergirse bajo sus sábanas, e ignorando cualquier queja, y manotazo que me propinó, la tendí sobre ella.

- ¡Rob! - Le sonreí.

Proseguí a sacarle la casaca, que estorbaba, y seguí acariciando su ya expuesta piel del brazo, bajando hacia su cintura, la cual rocé suavemente por debajo de la polera. Siguió besándome, su corazón latía rápidamente, y su respiración se volvía más y más pesada a medida que ibamos acercando nuestros cuerpos.

Ahora, y con mayor enfasis que hace unos minutos, los gritos de las chicas ya se escuchaban en demasía, de un momento a otro, multiplicaron su fuerza, y parecía un ruido chillón que retumbaba en nuestros oidos como musica de bateria de fondo.

'Kristen..' 'Kristen' 'Kristen'

- ¡oh Dios! Deben ser muchisimas! - exclamó separando sus labios de los mios.

- Si... Todas gritan por ti... Quiza sean tus chicas, las krisbians, ya sabes... - le comenté rodando los ojos.

- ¡Oh Rob! No te pongas celoso!

- No puedo evitarlo. -

- La última vez casi me meto en un aprieto cuando me entrevistó Josh... Te pasas Rob.

- Pero babe, todas gritan por tí... - la interrumpí.

- ¡Pues es mejor a que esten gritando tu nombre! Yo soy la unica que puede hacerlo. - me volteó el rostro con dirección hacia ella, obligándome a mirarla. – Y sabes de qué forma.

- ¿En serio? - sonreí y mi boca tomo el tamaño de un buzón. - Entonces, hazlo, ¡grita mi nombre!

- Oh ven aqui... - sonrió, y nos giramos de costado, me volvio a besar nuevamente mientras acariciaba su espalda desnuda que se había arqueado para darle espacio a mis manos. Le desabroché el sujetador...

- No, Rob, estan gritando mucho... Es raro... Prefiero cuando este todo tranquilo.

- Pero babe... - aclamé frustrado.

- Mira, son demasiadas, y sus gritos me gustan... Pero me siento incómoda. - aclaró (observando nuevamente por la ventana.)


Me acerque esta vez yo a la ventana, y efectivamente, las chicas no dejaban de tomar fotos, saltar y gritar...
Y se enfatizó cuando me vieron, creo yo. ¡Aunch! ¡Justo ahora me malogran mi plan con la champagna!

- mmmm. - resoplé girando sobre mis talones y yendo nuevamente hacia la cama, sin dejar de hacer una mueca antes.


No me quejo de las fans, pero en estos momentos... Solo queria escuchar la voz de Kris... Y sentirla tan mía como la situacion y el lugar lo ameritaban... Al parecer todo el mundo conspiraba en mi contra...

Como dije, cuando uno planea más las cosas, ¡no salen como uno quiere! Y el tiempo se estaba ensañando conmigo... haciendo arduo todo esto.

- Mi amor... –me rodeó con sus brazos. – Te prometo que en la noche, sere toda tuya.

- ¿No me engañas? –

- Para nada Hon... Ni aunque quisiera. –

Sus manos descendieron lentamente desde mi cuello hasta mis hombros, y de allí siguieron su camino por mis brazos y mi pecho, queria dejarme llevar por las sensaciones que experimentaba, pero respete su decision, además, no sería nada cómodo para mi tampoco... Mejor seria desempacar, descansar, y recargar fuerzas, porque en la noche, esta jovencita hermosa seria mia hasta el alba.

Esta vez, ni el tiempo, ni nada podrá jugar en contra mio, ni en contra del amor puro y desmedido que hay entre nosotros...

Lo juro.

.

.

.

¿Continuara? n_n



Notas: Espero les gusteeeeee !!!! y comenten! xD! Besossssss





Reacciones:

19 comentarios:

  1. woooo esta genial luci te quedo fenomenal de verdad espero que actualizes pronto besos
    by:yesica

    ResponderEliminar
  2. Me encanto! en realidad siempre sigo tus fics y son geniales ^^ a proposito te queria preguntar por tu otro fic Fogata de Amor.. lei los primeros 5 capitulos y me gustaria seguir leyendo, cuando actualizaras?

    Bueno.. que estes bien y me encanta la forma en que escribes, cuidate, Byee ^^

    ResponderEliminar
  3. Dioooos Quiero mas ME ENCANTA ♥.♥
    Cuando saldra la ortra parte ?

    ResponderEliminar
  4. 10 puntos me encantooooooo
    seguilaaaa

    ResponderEliminar
  5. Wooooow!! genialisima, me encanta que mezcles las fotografias, muy genial.
    ya quiero leer lo siguienteeee!!!
    =)
    Cuando proximo capitulo?

    ResponderEliminar
  6. aaahhhh!!! lo siento pero no puedo esperar!! espero que lo actualices pronto ;) Te quedo fenomenal..no te tardes!! Ely Emina

    ResponderEliminar
  7. eyyy 1 pregunta,¿ kristen y rob en realidad, durmieron en la misma habitacion? o eran distintas? isabel.

    ResponderEliminar
  8. Awwwww me encanó! Te pasas! De verdad! La manera en que describis las cosas y los hechos me fascina! Eres lo máximo! Nunca pares de escribir, es tu talento innato =)
    Espero con ansias el 2do capitulo... No te demores ok?

    Besos enormes...

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno te quedo genial
    espeor con ansias el segundo capitulo y por lo que lei todas lo esperamos con bastantes ansias
    Quiero el segundo cap!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Isabel, Rob y Kris, si durmieron juntos en el mismo cuarto, pero pasa que Summit les condiciono dos habitaciones separadas, como siempre lo hacen...pero Kris durmio en el de Rob! n_n !

    ResponderEliminar
  11. Ahora, mi agradecimiento especial a TODAS USTEDES!!! *o*!
    Muchas Gracias Chicas por sus comentarios!!! mil besos a todas ustedes y les agradezco tambien por seguir apoyando mis fics. n_____n!!

    Justo estos dias, ha surgido unos problemitas por aqui...por mi casa... pero prometo actualizar lo más pronto!

    Mas Besos!!! Lucia.

    ResponderEliminar
  12. aw! año tus fic
    saludos....! :D
    y actualiza pronto es q me ENCANTA!
    besos :D

    ResponderEliminar
  13. Oh Oh!! luci ajajaj no se puso! pero aki esta de nuevo! ;) siguele siguele sigueleeeeeeeeeeeeeee quiero el 2, 3, 4, jajajaja y asi! :D Tqm besos Att: Ailec

    ResponderEliminar
  14. me encanta!
    sigue Lu esta genial

    ResponderEliminar
  15. wuauuuuu!!! enzerio esta ree genial
    por favor has mas capitulos!!! y no cortes cuando quieren hacer el amor por favor!!! como hacen en amanecer!! kiero saber too por favor
    gracias!!
    continua asi!!¡¡¡
    y que aian muchos capitulos mas!!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado ¡¡ sigue escribiendo lo haces genial ^^

    ResponderEliminar
  17. esta mega super iper genial

    ResponderEliminar
  18. ¡Escribes de maravilla! ¡Sigue así!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar